Repudian improvisación del MEC en “capacitaciones”

En este precario cuaderno se llevaba el registro de los pagos. Foto: OTEP-SN.

En este precario cuaderno se llevaba el registro de los pagos. Foto: OTEP-SN.

La Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP-SN) repudió la improvisación y poca seriedad del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) en cuanto al cobro de arancel y al contenido de las “capacitaciones” a los docentes que imparte la cartera estatal. El gremio apunta en primer lugar que el ministerio tiene los recursos para llevar a cabo de manera institucional las mencionadas capacitaciones tanto a nivel presupuestario como de contenido. El sindicato publicó imágenes en su sitio de una escuela de San Joaquín, Caaguazú, en que el MEC cobraba 10.000 guaraníes a los docentes por la supuesta capacitación llevando el registro de pagos en un precario cuaderno.

«La exigencia de capacitación y actualización docente históricamente ha sido una bandera de lucha de la OTEP-SN, y lo que vemos en respuesta es un maquillaje y una improvisación del MEC, cuyos capacitadores recibieron una instrucción de apenas dos horas o máximo mediodía sobre el contenido a desarrollar, y luego fueron a las regiones a bajar ante los trabajadores y trabajadoras de la educación una línea mediocre, improvisada y autoritaria», señaló Blanca Ávalos, secretaria general de la OTEP-SN.

Ratificó, asimismo, una de las principales reivindicaciones de la nucleación, que es el de la capacitación permanente para mejorar la calidad de la educación, pero que estos programas sean llevados a cabo por personas preparadas, centros de formación docente y universidades, tal como lo estipula el artículo 34 de la Ley 1725. En este sentido, los docentes denunciaron que los cursos llevados a cabo por el ministerio carecían de contenido y llegaban a un punto tal de improvisación que en algunos casos fueron suspendidos por la falta de espacio físico donde desarrollar las jornadas.

Este 23 de febrero se iniciaron oficialmente las clases en todas las escuelas y colegios del país. En este sentido, el gremio lamentó que la historia de cada año se repita, con 1.500.000 alumnos y 90.000 docentes que encontrarán de nuevo escuelas destrozadas, sin iluminación, sin puertas, sin ventanas, sin materiales didácticos. En el caso de muchas escuelas rurales, con niños que deben dar las clases bajo los árboles o bajo la intoxicación permanente por los sojales que rodean los establecimientos educativos y que se fumigan sin las medidas de protección que establece la ley.

Escuela indígena de Campo Agua'e, departamento de Canindeyú. Un inmenso sojal se inicia a pocos metros de la escuela.

Escuela indígena de Campo Agua’e, departamento de Canindeyú. Un inmenso sojal se inicia a pocos metros de la escuela.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.