Represores de dictadura argentina lucen colores de bandera del Vaticano en juicio

Un grupo de ex represores argentinos lucieron escarapelas con los colores de la bandera vaticana durante un juicio que se les sigue por violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura militar, según fotos publicadas el viernes por diarios locales.

Los represores de la dictadura argentina con escarapelas del Vaticano. Foto: TN

Los represores que son juzgados en Córdoba por los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura en el centro clandestino de detención «La Perla» protagonizaron una polémica imagen al lucir en la audiencia judicial escarapelas con los colores de la bandera del Vaticano.

Un día después de la elección del cardenal Jorge Bergoglio como nuevo Pontífice, los acusados, entre ellos el ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército, Luciano Benjamín Menéndez, se presentaron en los tribunales con cintas amarillo y blanco en la solapa de sus sacos y abrigos.

El nombramiento de Bergoglio desató críticas entre organizaciones humanitarias por el papel de la Iglesia católica durante la última dictadura militar, aunque figuras como el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel puntualizaron que el ahora Papa no tuvo vinculación alguna con el régimen de facto.

En el proceso oral por los crímenes de La Perla, iniciado en diciembre pasado, se juzga a 44 personas por los delitos cometidos en perjuicio de 471 víctimas cometidos en ese centro clandestino.

El juicio, donde se ventilan casos de secuestro, tormentos y homicidio, está aún en la etapa de indagatoria a los acusados, tras lo cual se dará paso a las declaraciones de los testigos, unos 900, por lo cual se prevé que el proceso dure varios meses.

Durante la jornada judicial, el fiscal Facundo Trotta pidió que se investigue al ex secretario y actual camarista de la Justicia Federal Luis Rueda, resaltó La Voz del Interior.

La solicitud se conoció luego de que María Patricia Astelarra, militante de la organización Montoneros que estuvo detenida ilegalmente en La Perla a mediados de 1976, señaló que el jurista y su ex colega federal Gustavo Becerra Ferrer actuaban en connivencia con Menéndez y, ya en democracia, «amenazaban» a víctimas de la dictadura.

Algunas organizaciones de derechos humanos como las Madres de Plaza de Mayo y el Centro de Estudios Legales y Sociales dijeron que Bergoglio, ex arzobispo de Buenos Aires, no protegió a los sacerdotes que desafiaron a la dictadura, especialmente dos jesuitas que fueron secuestrados en 1976 y torturados por meses en un campo de detención en Buenos Aires.

También afirmaron que habló muy poco sobre la complicidad de la Iglesia durante el gobierno militar.

Fuente: Reuters/TN

Comentarios

Publicá tu comentario