Represión luego de la votación

Los sucesos tras la destitución de Fernando Lugo como presidente.

Imagen frente al Congreso.

Luego de la sesión de la Cámara de Senadores que concluyó con la destitución del presidente de la República del Paraguay Fernando Lugo, la ciudadanía que se encontraba reunida en la plaza (20.000 personas aprox.), empezaron a gritar «Lugo Presidente».

Todos se manifestaban cantando, en medio de la indignación y el dolor que generó la medida de destituir al presidente mediante el juicio político. Un proceso que duró apenas 48 horas.

Mientras los ciudadanos se manifestaban el edificio de la sede parlamentaria era custodiado por tres hileras de policía, además de efectivos antimotines y carros hidrantes.

Los manifestantes se acercaron hasta las vallas de seguridad y una de estas fue derribada. En esos instantes se inició la represión policial con gases lacrimógenos y balines de goma, lo que provocó la estampida general.

Hasta el momento hay varias personas que están siendo asistidas por personal del Ministerio de Salud apostados en las inmediaciones de la plaza. Hay varios afectados por efecto de los gases. La Policía ha decidido cerrar las calles adyacentes al palacio legislativo.

En las próximas horas

Fernando Lugo se dirigió a la población. Se especula que luego de esto el vicepresidente de la República asumirá el cargo vacante de la primera magistratura. Tomará posesión del cargo en el salón bicameral del Congreso nacional.

Por su parte, Ricardo Canese, Secretario General del Frente Guasu (coalición política afín a Lugo), minutos antes de iniciarse la votación anunció que las organizaciones civiles, sociales y campesinas  se han constituido en un “Frente por la defensa de la democracia” y no reconocerán a Franco como presidente de la República.

Comentarios

Publicá tu comentario