Representante de TEVEDOS había sido imputado por millonaria defraudación a Conatel

José María Manzoni es el responsable de la empresa que tiene la licencia del canal. El mismo negó por nota al ente estatal la supuesta transferencia al Grupo Vierci. Manzoni estuvo imputado junto a Víctor Bogado en el sonado caso de defraudación a la Conatel, por más de 6000 millones de guaraníes. La misma Contraloría había confirmado el daño patrimonial, pero aun así fueron sobreseídos, quedando el caso en la impunidad.

Foto: Paraguay.com

El pasado lunes 6 de enero, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) informó que los directivos de TEVEDOS  comunicaron por nota a la CONATEL “que la licencia de TEVEDOS S.A. no ha sufrido modificación alguna,  el directorio sigue siendo el mismo y que no hubo transferencia de licencia ni acciones”. Se ratificaron que TEVEDOS S.A. dejó de ser gerenciado  por OBEDIRA S.A.  y que la administración queda a cargo del mencionado Directorio.

Debido a las informaciones filtradas sobre la supuesta adquisición de Canal 2 por parte del Grupo del empresario Antonio Vierci, la Conatel les había solicitado un informe, en base a prohibiciones legales que impiden dicha acción.

La nota de informe sobre la situación de TEVEDOS fue firmada por el Sr. José María Manzoni, quien es identificado por la Conatel como el responsable de la empresa que tiene la licencia televisiva.

José María Manzoni fue uno de los imputados por el sonado caso de defraudación a la Conatel, por más de 6000 millones de guaraníes, y que había involucrado al mismo Víctor Bogado, quien fuera titular del ente estatal.

Lesión de confianza

El proceso inició en 2005 y estaba caratulado como «Víctor Alcides Bogado, Omar Ramos Llano, Luis Reinoso Zayas, Víctor Butlerov Careaga, Enrique Antonio Vita, Juan Alcides Ramón Cuenca, Juan Alberto Piccolo y José María Manzoni s/lesión de confianza». Llegó a desaforar al entonces diputado colorado Víctor Bogado, pero recién cinco años después, en el 2010.

La denuncia había sido presentada por el entonces fiscal Arnaldo Guizzio. La defraudación a la Conatel se perpetró en el 2003, cuando los consorcios Loma Plata-Impsat y Electro Import-Impsat fueron adjudicados por cinco años para instalar redes de telefonía satelital, pero no cumplieron con el contrato pese al cobro de los subsidios.

Electro Import-Impsat fue adjudicado en el 2000 con 12.500 millones de guaraníes  para instalar 750 aparatos, pero no completó la instalación y, además, dejó de operar en el primer año.

En tanto, la firma Loma Plata-Impsat cobró a fines de 2001 unos 5.300 millones de guaraníes y ni siquiera habría colocado teléfonos de prueba.

Imputación

José María Manzoni, y los demás acusados, fueron imputados en el 2006. El representante de Canal 2, salió en libertad con una fianza que habría consistido -según publicaciones de la época- en el «embargo sobre un inmueble ubicado en Santísima Trinidad, valuado en G. 1.258 millones, propiedad de la empresa Lorenzo Manzoni SA, además de la fianza personal de su padre José Luis Manzoni y las abogadas Paola Villalba y Bettinal Legal, de G. 100 millones cada uno.»

Beneficiado

Los funcionarios de la Conatel fueron los primeros sobreseídos del caso. Posteriormente los empresarios salieron beneficiados por la justicia, entre ellos Manzoni, mediante la concesión de un pedido de prejudicialidad. Esta figura sin embargo requiere de una resolución administrativa previa o del fuero civil que determine si hubo o no perjuicio, según decía Giuzzio.

Esta herramienta legal fue el argumento perfecto del cuestionado juez Hugo Sosa Pasmor para “limpiar” a cada uno de los procesados, incluyendo al principal sospechado, Víctor Bogado.

El juez se valió de un dudoso documento de la Conatel –que luego desapareció– que supuestamente avalaba todos los desembolsos aprobados a favor de las empresas que habían incumplido con los contratos.

La “limpieza” iniciada por Sosa Pasmor fue continuada por los integrantes del Tribunal de Cuentas y los ministros de la propia Corte Suprema de Justicia.

Para diciembre de 2011, ya estaban con todos con sobreseimiento definitivo.

El juez Pasmor obvió los documentos presentados por la fiscalía, entre los cuales se hallaba el reporte final de la unidad de apoyo de la Contraloría, que había confirmado el perjuicio patrimonial al Estado de más de 6000 millones de guaraníes.

Integridad

“¿Cómo el Presidente de la CONATEL recibe una nota firmada por alguien que estuvo imputado por lesión de confianza hacia la institución que el mismo representa? ¿Cómo TEVEDOS se atreve a poner al frente a alguien sobre quien pesaron esas imputaciones?”, expresó la editora de Tvparaguay.com, Mercedes Olivera, en un artículo sobre el tema. “¿Y si los del GRUPO, continúan actuando con total impunidad y lo demuestran poniendo al frente a este ciudadano que estuvo procesado por un fraude contra el que los regula?”,  cuestionó.

“Acá la crisis no es de la Ley de Telecomunicaciones, ni de la Reglamentación, ni de la eficiencia de la CONATEL, es de integridad. Todo va a quedar así y pronto los productores y figuras se sentarán a negociar con el que estuvo imputado porque al final lo que diferencia a las personas no es su decencia, ni su trayectoria, sino el dinero que tienen, no importa como lo hayan obtenido”, lamentó.

Impedimento en la transferencia

La supuesta transferencia de acciones o gerenciamiento de la empresa TEVEDOS al Grupo Vierci, violaría la Ley N° 642/95 “De Telecomunicaciones”, concordante con el Reglamento del Servicio de Televisión, aprobado por Resolución N° 1266/2011 de fecha 24/08/11, emitido por la CONATEL.

En el Artículo 28 expresa: “La licencia para explotar el Servicio deTelevisión sólo podrá ser transferida, con la previa autorización de la CONATEL y siempre que el Servicio haya sido verificado, autorizado y se encuentre en funcionamiento. Toda modificación de la titularidad de las acciones nominativas de las entidades que presten el Servicio requerirá autorización de la CONATEL. El titular de la Licencia no podrá cederla, arrendarla ni otorgar a otros el uso o usufructo de la misma. El incumplimiento de este artículo acarreará la aplicación del Artículo 71 de la Ley de Telecomunicaciones, que a su vez establece la extinción de las licencias, concesiones y autorizaciones otorgadas”.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.