Reina la calma en Asunción

En contraposición de las informaciones difundidas por los medios masivos de comunicación.

Imagen de las 13 horas frente al Congreso nacional. Fotografía: Mónica Omayra.

Ni violencia ni descontrol. A estas horas reina la calma en el microcentro de la capital paraguaya, donde se hallan las sedes de los poderes Ejecutivo y Legislativo.

Apenas concluyó la sesión donde la Cámara de Diputados resolvió enjuiciar al Presidente de la República, los medios masivos de comunicación empezaron a difundir informaciones que alertaban sobre de la movilización del sector campesino que se llegaría hasta Asunción para expresar su respaldo a Lugo y manifestarse contra el juicio político.

Entre los grupos de campesinos, según los medios, llegarían los pertenecientes a los carperos. Este sector del campesinado es constantemente señalado por los medios y la oposición al gobierno como uno de los más violentos y radicales.

A un grupo de estos se atribuye el enfrentamiento armado del viernes pasado en Curuguaty (departamento de Canindeyú) donde perdieron la vida 6 policías y 11 campesinos durante la incursión policial en unas tierras en disputa que obran en poder del empresario colorado Blas N. Riquelme. Posteriormente los dirigentes descartaron esta acusación al decir que los ocupantes no estaban identificados con grupo alguno.

Mientras el Presidente se haya reunido con el equipo jurídico que ejercerá su defensa y se realiza la sesión de la Cámara de Senadores para tratar el dictamen de Diputados, en las calles las actividades se realizan normalmente.

Los ciudadanos comentan los acontecimientos más recientes y a su vez siguen las informaciones en la radio y la televisión. Algunas escuelas y colegio han suspendido las clases y el Ministerio de Educación de manera oficial señaló que no ha decretado ningún cese de actividades pero que deja a consideración de los padres el envío de sus hijos a las instituciones educativas.

En la plaza

Unas 250 personas pertenecientes al partido Tekojoja y otras organizaciones sociales se manifiestan contra el juicio político en la plaza de armas frente al Congreso Nacional.

A unos 3 metros de distancia, separados por un cordón policial, alrededor de una veintena de adherentes del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) expresan su contento ante el juzgamiento del mandatario.

Algunos comercios del centro capitalino cerraron sus puertas, mientras que las calles del Congreso y las aledañas están cerradas y los policías solicitan las cédulas a todas las personas que llegan a la plaza para participar en la manifestación pacífica.

El PLRA fue aliado de Lugo durante la campaña electoral que lo llevó a la presidencia y sostuvo su gobierno durante su gestión.

Desde unos 30 metros la policía observa a ambos grupos que manifiestan su postura a favor y en contra de la medida adoptada por los diputados.

Esta mañana el directorio del Partido Liberal decidió apoyar el juicio político sumándose así a la postura de su histórico rival político, el Partido Colorado (ANR).

Una de las manifestantes que se llegó hasta el sitio para expresar su rechazo al juicio. Comentó que mientras brindaba declaraciones a un medio televisivo desde la plaza, debajo de la imagen que llegaba hasta los televidentes se leía «peligrosa manifestación en la plaza»,  mientras ella hacía un análisis de la situación actual.

Comentarios

Publicá tu comentario