Redactor de E’a recibió primer premio del concurso de cuento “Elena Ammatuna”

Sebastian Ocampos y los demás premiados recibieron anoche sus galardones en El Cabildo.

Sebastian Ocampos.

En un acto realizado anoche en la sede del Centro Cultural de la Ciudad El Cabildo, los responsables de la Fundación Elena Ammatuna y de la Editorial Arandurâ entregaron los premios de la V edición del concurso de cuento corto Elena Ammatuna, certamen que se viene realizando desde 2007.

Nuestro compañero de tareas Sebastian Ocampos recibió el primer premio consistente en 4.000.000 de guaraníes, 80 ejemplares de libro publicado -que contiene todos los cuentos premiados- y un diploma.

“Recibí una llamada a mi celular que se cortó; luego otra, que también se cortó; una tercera y cuarta llamadas que también se cortaron… hasta que en el último intento entró la llamada y una voz me dijo: Hola. Ganaste el primer premio del concurso de cuentos Elena Ammatuna”, contó Ocampos refiriéndose a la forma sorpresiva en que recibió la noticia de su premiación.

Ocampos agradeció a los organizadores del concurso por dar oportunidad a los escritores paraguayos y paraguayas de participar de estos certámenes, recordando que gracias a su participación conoció al escritor compatriota Rubén Bareiro Saguier, quien fue miembro del jurado junto a Gladys Carmagnola y Dilma Pardo de Carugati, también escritoras.

El ganador de la V edición de este concurso tiene varios cuentos escritos y prepara su primer libro de cuentos cortos, que será publicado en los próximos meses. Es además redactor y articulista de E’a digital y administrador de la Cooperativa Atycom Ltda.

Hugo Mendieta es el ganador del segundo premio, mientras que Patricia Camp, Celso Brizuela (más conocido como Chester Swann) y Juan de Urraza recibieron las primera, segunda y tercera menciones. La actriz y escritora Ana Ivanova Villagra recibió una mención especial.

El cuento premiado

La caperucita roja, según el autor, trata de las vidas de unas personas durante una época trágica de la segunda mitad del siglo XX, donde el relator cuenta la historia recordando su niñez, en la cual un vecino suyo era llevado a la fuerza por policías y devuelto a su casa luego de ser torturado.

¿Por qué el cuento se titula La caperucita roja?, preguntamos al escritor. “La caperucita roja es el nombre que la gente dio al vehículo rojo usado por los policías durante la dictadura stronista para secuestrar a las personas de sus casas y regresarlas –si contaban con mucha suerte– a las mismas después de horas e incluso días, semanas, meses, vidas, de torturas físicas y psicológicas. De ahí viene el nombre y la importancia del vehículo en el cuento”, explicó Ocampos.

Comentarios

Publicá tu comentario