Recuerdan un año de la muerte de niñas en Huber Duré

El forense Pablo Lemir nunca respondió a los cuestionamientos sobre su informe. Foto: Agencia de Información Paraguaya.

El forense Pablo Lemir nunca respondió a los cuestionamientos sobre su informe. Foto: Agencia de Información Paraguaya.

La Federación Nacional Campesina (FNC) realiza este 21 de julio varias actividades como muestras de producción agroecológica y encuentros informativos para recordar el primer aniversario del fallecimiento de las niñas Adela y Adelaida, de tres años y seis meses de edad respectivamente, en el asentamiento Huber Duré, departamento de Canindeyú.

En su momento, la organización había denunciado que las muertes se debieron a intoxicaciones producto de pulverizaciones aplicadas en un inmueble lindante a la comunidad en que se estaba realizando preparación de suelo para el cultivo de soja.

En cambio, antes incluso de que los resultados de los análisis toxicológicos estén disponibles, el ministro de Salud, Antonio Barrios, descartó rápidamente que los fallecimientos guarden relación con uso de agrotóxicos y atribuyó las defunciones a cuadros de neumonía.  Posteriormente el forense del Ministerio Público, Pablo Lemir, en su informe se plegó a esta versión señalando que no se encontraron indicios de intoxicación.

En cambio, el doctor José Luis Insfrán, autor de una investigación que relaciona el aumento de los casos de cáncer con la expansión de los transgénicos, cuestionó la ligereza de las autoridades para descartar la posible vinculación de los agrotóxicos en las defunciones.

Insfrán había solicitado los reportes sanitarios al Ministerio de Salud para analizar el caso, pero estos le fueron negados alegando que estaba “judicializado”. Insfrán señala que el caso se debe someter a una controversia científica y que el diagnóstico de Lemir ignora los aspectos epidemiológicos del hecho, ya que además de las dos niñas decenas de miembros de la comunidad acudieron a los puestos de salud con síntomas similares, además de la masiva mortandad de animales.

El investigador dice que toda una comunidad no puede enfermarse de una neumonía de manera casual. Afirma que el criterio que debe primar no es el de la anatomía patológica, sino el epidemiológico, y que hay que tratar de encuadrar en qué circunstancias se produjeron esas muertes. Observa que en el fallecimiento de las niñas hay claros indicios que apuntan a edemas agudos de pulmón por efecto de sustancias tóxicas.

Al trasladar estos cuestionamientos al forense del Ministerio Público, este nunca respondió las llamadas ni contestó los mensajes al respecto.

Comentarios

Publicá tu comentario