Reconversión de Puertos: critican entrega de patrimonio público para beneficio del sector privado

Funcionarios del gobierno y arquitectos tomaron parte de un debate realizado el pasado viernes en el programa de Mina Feliciangeli, emitido por Radio 1000, para discutir sobre el Plan Maestro de Reconversión de Puertos que impulsa el gobierno nacional a través del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

La presentación del proyecto estuvo a cargo de Cinthya Yanes, coordinadora del Proyecto de Reconversión Urbana del MOPC, quien habló sobre algunos de los usos que se pretende dar a la zona de Puertos para la construcción de oficinas de ministerios, parques y complejos privados con un préstamo de 218 millones de dólares del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Se pretende que el sector privado realice una inversión de unos 400 millones de dólares a cambio de cederle la zona portuaria durante 30 años prorrogables.

La mayoría de los panelistas coincidieron en criticar las falencias del proyecto, que fue impuesto sin consulta alguna por el órgano financista y que incluso se contradice con otros planes urbanos que, según señalaron, fueron más participativos e inclusivos como el Plan de Revitalización del Centro Histórico del Centro de Asunción (CHA).

No obstante, todos coincidieron en que es necesaria la intervención sobre la abandonada zona portuaria para mejorar el futuro de la ciudad, pero no a costa de profundizar las desigualdades e inequidades como la concentración del poder en pequeños grupos de personas y la entrega del patrimonio público a empresas inmobiliarias.

Imposición externa

El arquitecto Solano Benítez, quien ganó recientemente el León de Oro en la Bienal de Venecia con un trabajo sobre métodos de construcción inclusivos para poblaciones marginadas, explicó el procedimiento con que surgió esta propuesta. Dijo que los gobiernos al entrar en funciones generalmente no tienen proyectos, por lo cual los entes financistas no pueden colocar rápidamente la cartera de préstamos disponibles para esos gobiernos. Por ello han cambiado su modo de operar generando ellos mismos los proyectos de inversión y ofreciéndolos posteriormente a los gobiernos, a raíz de lo cual sostuvo que se trata de una iniciativa impuesta desde afuera y sin ninguna participación de los sectores de la sociedad civil.

Por su parte, el concejal Federico Franco Troche dijo que el proyecto no tiene aprobación de la Junta Municipal y que de esta manera se está violando el principio de legalidad, pues se pretende que la Municipalidad adecue sus normativas a un proyecto impuesto y no consensuado. Detalló que el plan va en contra incluso de programas del propio Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como el de Ciudades Emergentes y Sostenibles referente a movilidad sustentable, uso del suelo y saneamiento básico.

En contraposición se prioriza la construcción de 60.000 m2 de oficinas públicas señalando que la necesidad es otra, existiendo además 220.000 m2 de espacio desocupado. Sostuvo que lo que se pretende implementar es un plan urbano desfasado, de Brasilia en los sesenta o de Puerto Madero en Buenos Aires, y que la concentración en esa zona profundizará los deterioros del centro histórico de Asunción, exacerbará el uso de vehículos y provocará mayor abandono y desocupación. Sostuvo que el proyecto se ve muy bien en Power Point, pero que al escarbar un poco, no resiste ningún análisis técnico.

En tanto, el arquitecto Silvio Feliciangeli cuestionó que sin concurso alguno se haya impuesto un proyecto icónico desde el plano urbanístico y arquitectónico. Entre los principales errores de la iniciativa mencionó que se pretende concentrar una estación del metrobús, museos, ministerios, hoteles y viviendas, que quedarán parapetadas entre el centro histórico y la bahía, sin conectividad con el resto de la ciudad.

“Urbanismo de facto”

Critican falta de integración con el entorno del proyecto de Reconversión de Puertos, que contempla la construcción de una torre que tapará la vista a la bahía desde la Loma San Jerónimo. Foto: TripAdvisor.

Critican falta de integración con el entorno del proyecto de Reconversión de Puertos, que contempla la construcción de una torre que tapará la vista a la bahía desde la Loma San Jerónimo. Foto: TripAdvisor.

Vista desde Loma San JerónimoEl arquitecto Sergio Ruggeri, por su lado, expresó que el proyecto tiene defectos de forma, fondo y de sentido. Por ejemplo, observó que al tiempo que se señala que existirá una relación armónica con el patrimonio, se pretende erigir una torre que tapará un patrimonio ambiental y su relación con el paisaje como la Loma San Gerónimo y su vista a la bahía. Advirtió que la ciudad ha sufrido mucho las consecuencias del “urbanismo de facto”, donde los poderes económicos deciden unilateralmente decisiones que afectan a todos.

Observó que el propio plan CHA recomienda al Estado no abandonar sus edificios patrimoniales y que traiga al centro aquellas oficinas que se encuentran afuera. Señaló como más conveniente que Asunción apunte a largo plazo a transformarse en patrimonio de la humanidad y no intentar replicar “un pedazo de Miami en el centro”, ni esperar que el centro histórico se caiga a pedazos para construir en su lugar una torre.

Posteriormente Hugo Cáceres, presidente del Colegio de Arquitectos del Paraguay, también acentuó la contradicción con planes ya existentes que se aprobaron con la participación de diversos estamentos de la sociedad y que buscan realizar una intervención urbana respetando lo histórico y lo cultural.

Como ejemplo de esta contradicción citó que el Plan CHA plantea la construcción de 80.000 m2 en esa zona mientras este proyecto multiplica la superficie a 280.000 m2, cargando ese sector de la ciudad de manera innecesaria. Esto al mismo tiempo que existen 220.000 m2 en desuso que se pueden restaurar y revalorizar en lugar de sobrecargar una zona que no tiene condiciones, vaciando otros sectores para generar una zona saturada.

Indicó además que el plan del gobierno es enajenar una valiosa zona donde se unen la bahía y el río Paraguay, que debería ser de todos los paraguayos, comprometiendo dinero público para realizar construcciones VIP destinadas a una minoría al tiempo que miles de damnificados acampan en las calles.

Imagen: Captura de pantalla del video promocional del MOPC sobre el proyecto de reconversión de Puertos.

Comentarios

Publicá tu comentario