Reconocimiento del Estado Palestino sería un gran paso, pero perspectivas aún no son claras

Mario Casartelli analiza las implicancias de la posible aplicación de “la opción de dos Estados”en el conflicto palestino-israelí.

Por Jasper Kerremans.

El próximo viernes, la Autoridad Nacional Palestina presentará la solicitud de adhesión a las Naciones Unidas en la Asamblea General de este organismo internacional, para ser reconocido como Estado de pleno derecho. E´a habló con Mario Casartelli, poeta, músico, periodista de Ultima Hora y autor del libro Palestina: La llave entre las piedras, para analizar lo que podría significar este momento.

Mario Casartelli escritor, caricaturista, poeta y músico

Mario Casartelli junto Fadel Shayah, palestino residente en Paraguay y activo miembro de su comunidad. Casartelli es escritor, caricaturista, poeta y músico.

Según el autor, el reconocimiento de los Territorios Palestinos como Estado miembro de la ONU, dará al pueblo palestino mayores posibilidades de exigir y establecer sus derechos como nación. Las cientos de resoluciones de la ONU, que ordenan a Israel el retiro de sus tropas y el derrumbe del Muro de Cisjordania, hasta hoy día han sido en vano y un Estado de pleno derecho palestino podría exigir con más fuerza el complimiento de estas resoluciones.

Casartelli remarcó que ya en 1947, la ONU aprobó el Plan de Participación de Palestina, que planteaba la creación de dos Estados, uno árabe y otro judío. Por ende, el reconocimiento del Estado palestino, después de más de 60 años, significará un gran paso. Indicó que “en términos simbólicos es importante porque demuestra que hay cada vez más presión internacional. Cada vez más la gente se va informando de lo que realmente está ocurriendo ahí. Israel hace décadas sigue ocupando territorio, sigue derrumbando casas de palestinos, sigue cometiendo grandes violaciones de derechos humanos”.

En 1947, la ONU proponía una frontera que dejaba Israel con 55% del Mandato Británico de Palestina, y los restantes 45% para los palestinos. En 1948, cuando Israel se proclamó Estado independiente unilateralmente, más de 700.000 palestinos se vieron obligados a refugiarse fuera de sus tierras. Hasta hoy día, este éxodo es conocido como Nakba (“catástrofe” en árabe). En 1949, después de la primera guerra árabe-israelí, se definió una nueva frontera conocida como la Línea Verde. Finalmente, en ’67, tras la derrota árabe en la Guerra de los Seis Días, empezó la ocupación Israelí de casi el 100% del territorio palestino.

Para Casartelli es crucial que se respeten las fronteras establecidas en 1947. “Un gran problema es que los Israelíes han construido demasiados asentamientos en los Territorios Palestinos. Los judíos que Israel trajo, prometiéndoles el oro y el moro, no van a abandonar así nomás sus asentamientos. Eso traería problemas en la misma sociedad Israelí que está bastante dividida”, señaló.

Mario Casartelli ha realizado numerosos viajes a Oriente Medio, Libano, Irán, Palestina. Especializándose en el caso Palestina. Fruto de su investigación nace el libro Palestina La llave entre las piedras

Otro problema que Casartelli previó es la posición de los EEUU. “Lugo dijo que va a votar a favor de Palestina, como todos los países latinoamericanos, salvo Colombia. Habrá una mayoría casi absoluta. Pero los Estados Unidos podrán usar su veto en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, advirtió.

Durante un viaje, el autor pudo ver con sus propios ojos lo que significa la ocupación Israelí en la vida cotidiana de los palestinos. “El agua potable está controlada por los israelíes. Los palestinos ni siquiera tienen derecho a cavar un solo pozo. Todo lo tienen que hacer con previo permiso de los israelíes. Palestina está llena de Checkpoints (puestos de control), que impiden a los pobladores de Cisjordania visitar a sus familiares en Jerusalén”, explicó.

“Los israelíes tienen el control terrestre y marítimo, los palestinos no tienen aeropuertos ni aviones. En el fondo es un conflicto por los recursos naturales aunque lo presentan como religioso”, sentenció.

Comentarios

Publicá tu comentario