Rechazan proyecto de ley de “garantía a las inversiones”

La mayoría de los legisladores argumentaron en contra de este proyecto que pretende congelar el impuesto a la renta por plazos de hasta 20 años y eliminar las tasas para repatriación de capitales de tal forma que las empresas remesen hasta el 100% de sus ganancias sin tributar nada en el país.

Entre los que argumentaron en contra del proyecto, intervino el senador del Frente Guasu Hugo Richer, que calificó el proyecto de “colonialista” y que con este tipo de iniciativas no se atraerían inversiones serias. Cuestionó que, además del congelamiento del impuesto a la renta durante 20 años para inversiones que pretendan instalarse en el país, este proyecto puede ser extendido a las inversiones ya radicadas, como el sector sojero. De esta forma todas las empresas que ya operan en el país podrían llevar el 100% de las ganancias sin dejar ningún tipo de reinversión.

Por su parte, el senador colorado Arnaldo Wiens calificó al proyecto de “muy light” y que se necesita un proyecto más serio, viable y ambicioso para poder garantizar las inversiones productivas que requiere el país.

Por el rechazo también intervino el senador Carlos Filizzola, quien señaló que esta norma cierra un paquete que complementa la Ley de Alianza Público-Privada (APP), a la que calificó de inconstitucional por quitar atribuciones al Parlamento. Dijo que se repite el mismo sesgo ideológico de mantener un statu quo que privilegia a una minoría.

“Se busca privilegiar a empresas golondrina que vengan a ganar dinero para irse luego sin invertir nada y el país queda con gente cada vez más pobre. Si hay un litigio van a ir a EE.UU. y sabemos quién va a ganar”, señaló Filizzola también en referencia a la figura del arbitraje que establece la ley, ya que además de los tribunales nacionales cualquiera de las partes puede llevar un eventual diferendo a un árbitro internacional, donde las empresas siempre ganan las demandas contra el Estado.

A favor

Entre los legisladores que abogaron por la aprobación del proyecto, intervino el liberal Fernando Silva Facetti, quien argumentó por la aprobación con modificaciones. Este defendió que con la baja del impuesto a la renta del 30% al 10% se multiplicaron los ingresos y sostuvo que con este proyecto se generarían inversiones en lugares apartados del país llevando desarrollo a todo el territorio nacional.

Por la aprobación también se pronunció la senadora colorada Mirta Gusinky, de Comisión de Industria y Comercio, quien dijo que hay que hacer atractivo el país para atraer inversiones, calificando al proyecto de tener una “invalorable importancia”. Rechazó que la norma sea “antipatriota” ni que busque beneficiar a empresas multinacionales. Subrayó que el mayor atractivo para las inversiones que presenta el Paraguay es la baja presión tributaria y que si se elevan los impuestos se caerá en una “trampa mortal”.

La votación se realizó a mano alzada y la mayoría del pleno votó por el rechazo. El proyecto vuelve a la Cámara de Diputados, donde había sido aprobado. Si la Cámara Baja se ratifica en la aprobación, el proyecto retorna al Senado, donde se necesitaría una mayoría absoluta para ratificarse en el rechazo.

Comentarios

Publicá tu comentario