Rebelión contra el genocidio

¿Si esto no es terrorismo, terrorismo qué es?, se preguntó el antiguo luchador de DD.HH, Alfonso Resk. Se preguntaba él y la gente respondía: «Palestina Libre». El genocidio perpetrado en Palestina por el Estado de Israel le robó un pedazo al letargo de enero en el centro asunceno, frente al Panteón de los Héroes. Un palestino presente, con su bandera alrededor y unas lágrimas contenidas, arrancó un aplauso sereno y extendido de la gente, mientras Perla Yore, de la asociación árabe paraguaya, exigía parar tanta calamidad. Esa calamidad que significan 2.500 personas heridas, más de 700 muertes, en la indefensión total. ¿Qué habría pintado Picasso?

Unas 500 personas participaron hoy, viernes, de la convocatoria del Partido de los Trabajadores, del Partido Convergencia Popular Socialista, del Partido Comunista paraguayo, del Partido Humanista, entre otras orgnizaciones que defienden la causa palestina y aborrecen el genocidio.

Entre la gente que acudió apareció el tres veces candidato a presidente durante la “transición”, Domingo Laíno, para decir »cuál es la diferencia entre el holocausto judío propiciado por los nazi y esta masacre, el enguetamiento del pueblo palestino…» por el estado israelí. «Es una típica táctica del ejército nazi», recordó.

Gloria Bareiro, del Partido de los Trabajadores, exigió, en representación de su partido, que el Estado paraguayo corte relaciones con Israel y que no firme el acuerdo de libre comercio en curso. También advirtió que esta nueva invasión israelí al territorio palestino se produce en el marco del empantanamiento de las fuerzas norteamericanas en Irak y Afganistán, y en el marco de la crisis económica en el imperio. «Esto no es una guerra. Es un genocidio perpetrado por un agente del imperialismo norteamericano en la región y un pueblo que defiende su derecho de ser libre y soberano», remató la dirigente.

Juicio para Israel y Bush

Alfonso Resk, el viejo, con esa forma de encarnar todavía la retórica desde el corazón, le reprendió a las Naciones Unidas, desde el centro de Asunción, “en el desamparo y la orfandad”, por su »cobarde y cómplice posición» ante el genocidio. «Viva el pueblo palestino», respondía la gente. Y desde esa honestidad intelectual que lo caracteriza recorrió la historia, cómo en el 47 «impusieron un Estado, sin preguntar a la gente que allí vivía» y cómo desde ese tiempo, el estado israelí mantiene, con su ejército de ocupación, sometido al pueblo palestino. En otro momento dijo que el estado de israel debe ser sometido a juicio por crímenes de lesa humanidad al igual que el «criminal George Bush».

Música y letras de resistencia

El cantante Ulises Silva, vocalista de Café Caliente, se largó «Otro misil» y Yenia Rivarola entró a capela, con una voz desde el centro, a labrar un lamento que se recrea en cada encrucijada vital de la resistencia y de la existencia. Otro periodista, Mario Casartelli, leyó una prosa poética, que saldrá en Ultima Hora, censurada la palabra «racista», según dijo, donde llega a la misma idea central esgrimida por Resck: «si esto no es terrorismo, terrorismo dónde estás». Y otra idea central de lo que ocurre con el pueblo palestino: «ocupación y bloqueo, cual nazismo tiempo atrás»

Una contraofensiva

Pasar de la resistencia a una contraofensiva mundial para derribar el imperialismo, propuso, por su parte, el secretario general del Partido Comunista Paraguayo, Najeeb Amado. El también entiende que el Estado de Israel es un brazo armado del imperialismo norteamericano.

Al encuentro, los humanistas fueron una posición antiviolenta tanto para el estado de Israel como para Hamas, el ejército de resistencia. Se debe comprender, dijo Richard Salerno, que esta ola de violencia es parte de una estrategia general que debe ser desmontada. Y pidió el desarme nuclear inmediato, centro de la campaña que los humanistas están desarrollando ahora en el marco «de la marcha mundial contra la violencia». En lo puntual, los humanistas también exigieron el retiro inmediato de Israel de los territorios ocupados. Y cerró con una frase del comunicado del Partido Comunista israelí: «judíos y árabes nos negamos a ser enemigos»

«Oñeensana gente indefensare», egrimió Magui Balbuena, una antigua dirigente campesina. Y detrás de esta masacre “están las manos asesinas de EE.UU., manifestó.

Manzana de la Rivera

El próximo miércoles, a las 19:30, en la Manzana de la Rivera, se leerán poemas de la resistencia palestina. Para seguir en tema.

Comentarios

Publicá tu comentario