Realizaron homenaje por tercer aniversario de fallecimiento de Beto Centurión

Este viernes 20 de noviembre se realizó en el auditorio de Fe y Alegría el Tercer Encuentro de Fraternidad Beto Ñanemoirû, un homenaje por el tercer aniversario del fallecimiento de Beto Centurión, un incansable trabajador por la educación y la comunicación popular.

La apertura del acto estuvo a cargo de Carlos Goncalvez, responsable del Centro de Producción Radiofónica Ñane Ñe’ê Beto Centurión, quien destacó su amplia trayectoria en la radio Fe y Alegría y dio toda su entrega por la construcción de una educación y comunicación democráticas.

En el inicio de la mesa de debates, el comunicador Arístides Ortiz expuso sobre los medios de comunicación y la construcción democrática. Planteó en primer término que los grandes medios de prensa imponen el orden del día y no solo qué pensar, sino cómo pensar.

Afirmó que esta agenda está diseñada en función a una oligocracia en que los sectores del poder económico manejan los medios comerciales concentrados, que detentan el 98% de las licencias, siendo los principales los grupos Cartes, Vierci, Zuccolillo y el del mexicano Ángel González. Señaló que esta situación genera la interrogante sobre si existe una verdadera democracia en nuestro país.

Ortiz explicó que la agenda mediática se construye sobre tres ejes, que son la corrupción pública, la inseguridad y el electoralismo. Respecto al primero dijo que las coberturas solo apuntan a los hechos de corrupción cometidos por agentes del Estado, pero sin hacer mayor mención a la corrupción de las empresas privadas, muchas de las cuales pertenecen a los propios dueños de medios.

En segundo lugar los medios no se ocupan de la inseguridad generada por la falta de trabajo y salario digno, de la falta de seguro social, de acceso a la jubilación, sino solo los asaltos, hurtos y acciones de grupos armados como el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) o la Agrupación Campesina Armada (ACA).

Con respecto al electoralismo, sostuvo que los medios promueven un sentido de democracia que se limite a que la ciudadanía participe de comicios, pero que después ya no reclame por otras vías a las instituciones del Estado y donde las protestas y movilizaciones aparecen frecuentemente criminalizados y estigmatizados.

De su lado, la economista Lila Molinier también se refirió al sistema político donde la participación está reducida al voto y donde no hay verdadero espacio de participación e incidencia genuina en la democracia. Citó la escasa participación electoral en las municipales del 15 de noviembre, de apenas el 40%, y donde se han registrado innumerables hechos de compra de votos y retención de cédulas para frenar la participación. Así también los altos índices de pobreza y la desigualdad de género, donde las mujeres solo perciben el 70% del salario que reciben los varones por realizar las mismas tareas.

La segunda mesa estuvo dedicada a la educación y se tuvo la participación de estudiantes de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes) y del profesor Melquiades Alonso, quienes analizaron la situación del movimiento estudiantil con las últimas masivas movilizaciones en reclamo de mejor calidad educativa y mayor inversión para el sector.

Alonso destacó que el estudiantado es un nuevo actor social del cual no se puede prescindir y observó que la lucha no solo es por una educación distinta, sino por una sociedad distinta.

Comentarios

Publicá tu comentario