Homenajearon a José Asunción Flores a orillas del Mburicao

Ayer se cumplieron 109 años del nacimiento del creador de la guarania. 

El guitarrista Juan Duarte, durante la interpretación de «Nde rendape aju».

Con motivo del 109 aniversario del nacimiento del maestro José Asunción Flores, fecha en la que también se conmemora el Día de la Guarania, la organización cultural Mandu’arã organizó un homenaje al creador del género musical más emblemático de nuestra música, la nostálgica guarania.

El evento se llevó a cabo en la plaza José Asunción Flores y Manuel Ortiz Guerrero, atravesada por el ahora poluido arroyo Mburicao. Los distintos oradores resaltaron precisamente la estrecha vinculación de estos nombres, puesto que el poeta villarriqueño es autor de muchas de las letras de las obras de Flores. De hecho, la jornada también fue aprovechada para rendir un homenaje a Ortiz Guerrero, quien fuera un entrañable amigo de Flores y autor de las letras de canciones como “Nde rendape aju”, “India”, entre otras.

La actividad abrió con la intervención de Francisco Flores, nieto del músico, quien hizo una cronología de las fechas más importantes de la vida del maestro, desde su nacimiento en 1904, el ingreso a la orquesta de la Policía y la creación de su primera guarania, “Jejuí”, en 1925. Asimismo, resaltó la importancia del año en que conoció a Ortiz Guerrero, en 1928, así como su enrolamiento al ejército en 1932 por la Guerra del Chaco. También destacó su estadía en Moscú, donde compuso y adaptó sus obras para orquestas sinfónicas, hasta su fallecimiento en 1972 en la ciudad de Buenos Aires.

Durante la intervención de los presentes, algunos enfatizaron el lugar que ocupó su militancia en el Partido Comunista, lo cual le valió los largos años de exilio que marcaron profundamente su obra, caracterizada por la evocación nostálgica a su tierra.

A su turno, Álvaro Lobianco llamó a tener en cuenta una muy importante herencia de Flores, la escuela de música Herminio Giménez de Itá. En este sentido relató que el precedente de la orquesta fue una agrupación formada por Flores en el exterior y que estuvo integrada por rusos y paraguayos. En la actualidad la escuela cuenta con unos 600 alumnos que trabajan en el marco de “Sonidos de mi Tierra”.

El dúo de guitarra y violín Pablo Suárez y Bryan Cantero interpretaron distintas guaranias.

En tanto, la profesora María Teresa Encina de Miranda ofreció algunas anécdotas de la vida de ambos artistas, desde los últimos paseos de Ortiz Guerrero  durante los atardeceres de Villarrica, siempre cubierto por una capa y un sombrero de ala ancha para cubrir los estragos que provocaba la lepra en su figura, hasta los recitados que modulaba este ante las ventanas de su musa.

En el momento musical el guitarrista clásico Juan Duarte interpretó “Nde rendape aju” y el dúo de guitarra y violín Pablo Suárez y Bryan Cantero tocaron celebradas guaranias de distintos autores como “Mis noches sin ti”, “Soy de la Chacarita” e “India”.

La actividad concluyó con un recitado de Constanza, de Mandua’rã, quien acompañada de la guitarra declamó “Panambi Vera”, versos de Manú: “Panambi che raperãme/resẽva rejeroky/nde pepo kuarahy’ãme/tamora’e añeñotỹ”.

Finalmente se realizó un brindis a orillas del Mburicao, donde junto al rumor leve del arroyo descansa y suena guarania el maestro José Asunción, como dice su epitafio coronado de pentagramas y ramos de flores.

Los restos de José Asunción Flores sueñan guarania en la plaza que lleva su nombre y el de Manuel Ortiz Guerrero.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.