Realizaron acto de solidaridad con los campesinos presos por la masacre de Curuguaty

Los cinco labriegos presos en la cárcel de Tacumbú se encuentran en huelga de hambre hace 20 días en reclamo de su libertad, la recuperación de las tierras de Marina Cue y el cese de la criminalización de la lucha campesina.   

Los curanderos Kuarahy ha Jasy realizaron un exorcismo para espantar al espíritu maligno de Horacio Cartes.

Los curanderos Kuarahy ha Jasy realizaron un exorcismo para espantar al espíritu maligno de Horacio Cartes.

El movimiento Kuña Pyrenda organizó el pasado miércoles un acto de solidaridad con los cinco campesinos presos por el caso Curuguaty y que llevan 20 días en huelga de hambre en reclamo de su libertad, la recuperación de las tierras de Marina Cue y el cese a la persecución y fumigaciones contra los campesinos.

La actividad se llevó a cabo frente al Panteón de los Héroes, donde se montó una instalación con símbolos alusivos a los labriegos fallecidos y a los 13 procesados por la masacre. Entre otros objetos, al costado del escenario se extendían cinco sombreros piri con los nombres de Néstor Castro, Rubén Villalba, Adalberto Castro, Felipe Benítez Balmori y Arnaldo Quintana, quienes el 14 de febrero pasado se declararon en huelga de hambre indefinida y anunciaron que llevarán la medida hasta las últimas consecuencias.

Asimismo, recordaron a las mujeres en prisión domiciliaria y que estuvieron presas en estado de embarazado, Fani Olmedo y Dolores López, así como a Lucía Agüero, Alcides Ramírez, Juan Carlos Tillería, Luis Olmedo, RR.VO. y Felipe Nery Urbina, que están con medidas alternativas a la prisión.

El Partido Paraguay Pyahurã llevó su apoyo a los campesinos presos y realizaron un número cómico de “sanación” para conjurar los espíritus malignos que atormentan al Paraguay. Los payeseros Kuarahy y Jasy clamaron por la intervención divina para liberar al Paraguay del espíritu maligno de Cartes.

“Que los malos espíritus no usen y abusen del Paraguay”, oraron.

Entre el sonido de las maracas y el aroma de los inciensos, los hechiceros pidieron pan, paz, trabajo y amor para el Paraguay. “Que el demonio Cartes deje de envenenar el país”, clamaron.

Asimismo, los curanderos dieron su plena bendición a la huelga general convocada para el 26 de marzo en reclamo de la derogación de la Ley de Alianza Público-Privada (APP), el reajuste salarial del 25%, contra la suba del pasaje, por la libertad sindical y contra la criminalización de la lucha social.

“Huelga general/ contra el remate/ pueblo paraguayo/ vamos al combate”, cantaron los presentes.

Malandra

La fiscala Malandra Quañónez amenazó con imputar a todos los presentes por perturbar la paz pública.

La fiscala Malandra Quañónez amenazó con imputar a todos los presentes por perturbar la paz pública.

De pronto irrumpió la fiscala Malandra Quañónez con una balanza inclinada y colgando de la espalda un cartel con la advertencia de que “si no tiene dinero, no insista”. La agente amenazó de que imputaría a todos por perturbar la paz pública e incluso nuestro cronista fue objeto de la furia fiscal por estar tomando fotografías.

Desestimó las denuncias de intoxicaciones que realizan los campesinos y aseguró que acababa de salir de un sojal, de donde salió totalmente “floreada”. Sin embargo, no pudo ocultar el malestar al ser rociada con veneno.

“Yo defiendo los derechos humanos de los sojeros, pero ya no queda para ustedes. Pero peê pio humano jepe?”, arremetió la fiscala Malandra, quien también amenazó a las mujeres de que las imputaría si no informaban en tiempo y forma la fecha de su última menstruación.

“Fiscales, jueces, sojeros rembiguái”, respondió el público.

Corrupto y criminal

Natalia Rodríguez, del movimiento organizador, acusó al Poder Judicial de ser responsable de la masacre al no haber resuelto la situación de las tierras e incluso haber intercedido a favor de la empresa Campos Morombí, que se apropió ilegalmente de las tierras públicas de Marina Cue, llevando adelante el trágico e ilegal desalojo efectuado con una simple orden de allanamiento.

También denunció el proceso viciado al que están sometidos los campesinos con alevosas violaciones al derecho a un juicio justo y con una condena dictada de antemano.

“Poder Judicial, corrupto y criminal”, coreó la concurrencia.

Por último, Darío Acosta, de la Comisión de Familiares de Víctimas de la masacre de Curuguaty, agradeció el gesto de los presentes y destacó que ante la injusticia imperante el apoyo de la gente los fortalece.

Los días miércoles, a las 19:00 horas, se realizarán jornadas de vigilia en apoyo a los campesinos presos hasta el día de la huelga general del 26 de marzo, a la que el movimiento Kuña Pyrenda adhiere incluyendo entre sus reivindicaciones la justicia y reparación a las víctimas de la masacre de Curuguaty.

Comentarios

Publicá tu comentario