Realizarán actividad de protesta contra depredación del parque Pavetti

El botánico Claudio Pavetti había cedido en venta el terreno a la Municipalidad de Asunción para preservar esta zona de árboles centenarios y de especies exóticas, pero la Junta de Asunción dio luz verde a su depredación.

El miércoles pasado la Junta Municipal de Asunción aprobó ceder una parte del Parque Pavetti para permitir la apertura de un acceso para el Jade Park, un complejo habitacional de lujo integrado por tres torres de 32, 25 y 20 niveles, con estacionamiento para 420 cocheras. El parque que será afectado fue concebido como una reserva forestal y está ubicado sobre la avenida Santísima Trinidad entre Congreso de Colombia y Río Pilcomayo. Tiene una extensión de 23.000 m2.

Vecinos e integrantes de la asociación Amigos de Trinidad, se congregarán este domingo en el parque en una jornada de protesta contra la depredación del espacio público y su cercenamiento.

En los años 80, el reconocido botánico Claudio V. Pavetti Morín (+) cedió los terrenos para la venta a la Municipalidad de Asunción, cuya administración se encontraba interesada en constituir una reserva. El científico brindó un plan de pago por lotes, exponiendo unas facilidades de pago. Se establecieron 8 lotes en total, numerados del 2 al 9. Pavetti lo cedió considerando el valor del patrimonio ambiental, como un legado científico y cultural por su valiosa constitución arbórea, integrada por especies únicas, que el mismo había incluido trayéndolos desde distintos rincones del país y el mundo. Tras el fallecimiento del científico, quedó pendiente finiquitar el pago del lote 7 a lo largo de las sucesivas administraciones.

Los descendientes de Pavetti se reivindicaron propietarios de este lote de 8.800 m2, valuado en 8 millones de dólares, y se hicieron de títulos durante la administración de Arnaldo Samaniego. En un negocio con Jade Park, la Junta Municipal aprobó un canje de 600 m2 del frente del complejo sobre Congreso de Colombia (para supuesto ensanchamiento de camino) por 700 m2 del lote 9 para realizar la apertura de un camino que da salida al complejo a la avenida Santísima Trinidad, lo que derivará en la deforestación de una gran cantidad de árboles del parque.

Los vecinos habían detenido esta apertura anteriormente, solicitando las documentaciones del proyecto, pero finalmente la Junta lo aprobó. Ahora queda en manos del intendente Mario Ferreiro definir por el veto o la aprobación.

Matilde Schaerer, de la asociación Amigos de Trinidad, señala que la empresa constructora del complejo ya está avasallando el parque, pese a que no se definió la resolución, y que ya derribaron varios árboles lindantes a la construcción. Incluso, para la construcción del complejo, se tumbaron los árboles que estaban en las 2 hectáreas de Jade Park. Incluso abrieron una puerta en el lote 9 del parque Pavetti, para el acceso de su personal y transportar materiales, ocasionando varios daños al espacio público. “Usan el parque como su patio trasero y están depredando”, denuncia.

Schaerer señala que en conversaciones con concejales municipales vieron la viabilidad de anular el título presentado por los descendientes y regularizar la situación del parque. Señala la contradicción que establece la iniciativa, pues el fallecido botánico “quería que se convierta en parque para que se preserve el lugar, porque hay especies únicas”. Los Amigos de Trinidad seguirán con actividades de protesta para proteger el sitio. “Es un Patrimonio Natural de la ciudad”, asegura la activista y añade que escracharán a los 13 concejales que habilitaron la depredación. “El Parque Pavetti es una maqueta de lo que es el país, es el usen y abusen”, remató.
La constructora abrió una puerta en la muralla que delimita el parque, para atravesar el parque.

Comentarios

Publicá tu comentario