Quieren frenar envio de desechos tóxicos a países en desarrollo

El gobierno de Paraguay urgió a la comunidad internacional adoptar la propuesta de enmienda de la Convención de Basilea.

El gobierno de Paraguay urgió a la comunidad internacional adoptar la propuesta de enmienda de la Convención de Basilea que busca prohibir la exportación de desechos peligrosos, en particular hacia países en desarrollo, para su manejo o eliminación. La posición nacional fue ratificada recientemente por la Secretaría del Ambiente (SEAM) durante la 10ª Conferencia de las Partes (COP 10), realizada en Cartagena, Colombia.

Señala un informe remitido por la SEAM, que los países participantes avalaron una iniciativa liderada por los gobiernos de Suiza e Indonesia, que incluye, tras 15 años de negociaciones, un acuerdo que permitirá la entrada en vigor de la enmienda de prohibición.

Durante la COP 10 se adoptó una declaración que busca concientizar a la comunidad internacional sobre la necesidad de controlar el movimiento entre países de este tipo de desechos, además de prevenir y minimizar su generación, que afecta a la salud humana y al medio ambiente.

Actualmente son 178 los estados miembros que han ratificado el Convenio de Basilea, y se necesita la ratificación de 68 estados partes para la entrada en vigencia de la enmienda. Luego de la última reunión, solo falta la adhesión de 17 países para la aprobación final.

Se consideran como residuos peligrosos toda sustancia sólida, gaseosa o líquida que por sus propiedades tóxicas, inflamables, corrosivas, reactivas, radioactivas o explosivas tenga un efecto negativo sobre el ambiente o la salud de los seres vivos. Estos desechos por su origen pueden ser hospitalarios, industriales e incluso domiciliarios.

La SEAM estuvo representada por Gloria León, de la Dirección General de Control de la Calidad Ambiental y los Recursos Naturales. La representación paraguaya estuvo integrada además por miembros del Ministerio de Relaciones Exteriores, del Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal (SENAVE) y de la Dirección Nacional de Navegación y Puertos.

El documento final presentado por el Grupo de Países de Latino América y el Caribe (GRULAC) menciona como positivo el nuevo enfoque que se pretende dar al Convenio “con el fin de lograr un Nuevo Marco Estratégico, que hoy por hoy, incluye, entre otros, los objetivos estratégicos que fortalecen los principios de prevención y minimización de la generación de los desechos peligrosos y otros desechos, en espera de ampliar y rediseñar la visión del manejo ambientalmente racional actual. Asimismo establece responsabilidades definidas de las Partes del Convenio de Basilea de definir objetivos operativos que se alineen con la perspectiva de prevenir y minimizar la generación y movimientos transfronterizos de desechos peligrosos, así como lograr un alto nivel de su monitoreo, control y seguimiento”, señala el documento.

Otra de las conclusiones de la conferencia fue la aprobación de las Guías Técnicas por la que los países se comprometen a fomentar estrategias para prevenir y minimizar la generación de desechos peligrosos y evitar, en última instancia, su eliminación. Estas guías técnicas se refieren al manejo de neumáticos usados, disposición de desechos en hornos de cemento, desechos contaminados con mercurio, etc.

La Convención de Basilea es el tratado ambiental multilateral aprobado en 1989, firmado por más de 170 países y cuyo objetivo es proteger el medio ambiente y la salud humana contra los efectos nocivos derivados de la generación, el manejo, los movimientos trasfronterizos y la eliminación de los desechos peligrosos y otros desechos.

Fuente: DIRCOM SEAM/DGIP/Presidencia.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.