“Quieren convertir la educación en una mercancía»

“Siempre escuchamos que la educación es un derecho inalienable, un derecho imprescindible del ser humano, aunque históricamente los sectores dominantes se han apropiado del conocimiento como una herramienta de poder y como una manera de someter al pueblo pobre utilizando a la educación de acuerdo a los intereses de clase”, expresó Blanca Avalos, secretaria general de la OTEP durante una exposición en el “Debate Nacional sobre la Educación Paraguaya y la Educación del Nuevo Rumbo”.

El evento lo había realizado hace unos días la Escuela Nacional de Comercio N° 2, en Asunción, convocado por la Organización de Trabajadores de la Educación Sindicato Nacional (OTEP SN), con participación de la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (FENAES) y el Frente Estudiantil por la Educación, en representación de los estudiantes universitarios.

“Si miramos desde la antigüedad, ¿a quienes les servía la educación? Estaba en manos de unos pocos, y siempre estaba al servicio de los ricos, no de los pobres. Los hijos de los ricos asistían a la escuela, los hijos de los ricos tenían tutores con maestros especiales en la casa, y los hijos de los esclavos desde chiquititos eran obligados a trabajar, no a estudiar”, dijo Avalos.

Sin embargo, resaltó que los pobres siempre han luchado por el acceso a la educación, al conocimiento, por una educación pública gratuita y de calidad. Y la educación siempre estuvo en confrontación con el modelo de Estado que se tenía, dijo. “Se ha conquistado mucho pero no fácilmente: esas conquistas se han dado a través de derramamiento de sangre”.

En la época colonial en el Paraguay, los hijos de españoles eran los privilegiados, ellos eran quienes tenían acceso a la educación. Y los criollos y los mestizos no tenían posibilidad de estudiar ni de ocupar cargos públicos, también agregó.

Durante la Independencia

Avalos resaltó que ya después de la revolución de la independencia en 1811, dirigidos por el Dr. Francia, tuvimos el primer sistema nacional de educación garantizado y financiado por el Estado paraguayo. Sin embargo, ese proceso que teníamos durante el gobierno del Dr. Francia fue truncado y destruido en la Guerra Grande, indicó. “Y ahí vino la primera privatización de las tierras en el Paraguay, que ha repercutido también en la educación, porque depende muchísimo del modelo de desarrollo de un país para que también haya un modelo de educación diferente”.

Dijo además los proyectos educativos de otros países son los que imponen el tipo de capacitación que tenemos que tener: “o Escuela Viva, o Escuela Activa, o Campaña pedagógica. ¿Mba´ere? Porque upea rapykuery ko ou plata, ha la plata mava obolsillea: ministerio. Ha la docente mba´e la ohupytya: trabajo. Trabajo, gasto, ñanemotindy hikuai proyecto educativope oimponea ñande koa ko momentope”.

Estado

Criticó que actualmente el programa educativo “ndoiri conectado con la realidad (…) No es una realidad, no habla de una producción verdadera, entonces es un contenido vacío”.

Señaló que la violencia para los alumnos y alumnas es tan grande que son obligados a aprender bajo un árbol. “Pemañamina mba´eichaitepa la injusticia oi la educaciónpe. O la ñande escuela osararapava. Critico que el gobierno “ahora nos prepara para mano de obra barata”.

Aseguró que la sociedad hoy vive una política de Estado “ijetu´uveva”. Porque hay persecusiones, hay amenazas, se coartan las libertades públicas, “que hay sumario, inclusive a los estudiantes secundarios y universitarios se los persigue”. Todo porque quieren “transformar, en contraposición con lo que el Estado implementa”. “El Estado paraguayo responde a los ricos, a los grandes empresarios, a las multinacionales, ha ñande jaipota la riqueza ojedistribui la pueblope, la trabajadorpe”, señaló.

“Quieren convertir la educación en una mercancía, no en un derecho. Y los que pueden comprar, acceden a ella. Porque también la educación, en este caso universitaria, ya es así, ya es pagada, lo que enseña es una mercancía, lo que puede vender es lo que enseña. Entonces tenemos un desafío muy grande en este momento”, advirtió.

Comentarios

Publicá tu comentario