Quiere ir a “controlar” a Maduro, pero antes pide apartar a periodista que lo criticó

El diputado Hugo Rubín, del Partido Encuentro Nacional (PEN), es acusado de agredir y perseguir a la periodista del diario Última Hora, Leticia Acosta. El mismo incluso llamó al medio y envió una nota pidiendo que le cambien de área, luego que lo encarara con preguntas críticas, según denunciaron sus colegas.

La semana pasada, ante la “crisis política que vive la República de Venezuela”, los diputados Hugo Rubín y Óscar Tuma, promovieron la conformación de una “comisión parlamentaria para seguir de cerca y, de ser posible, visitar el lugar para conocer la situación por la que atraviesa el país caribeño”.

Rubín había lamentado “la persecución a la oposición en Venezuela y expresó su solidaridad” con el pueblo de dicha nación.

«Consideramos con el diputado Tuma, conformar la comisión para ir hasta Venezuela y verificar, in situ, la situación. Yo creo que, al menos, si no se da el viaje, lo importante es expresar nuestra solidaridad con el pueblo de Venezuela», dijo la semana pasada el parlamentario, según se hizo eco el sitio oficial de Diputados.

“Actos contra la libertad de pensamiento”

En la sesión ordinaria, la Cámara Baja resolvió, por moción del diputado Tuma (ANR-Capital), integrar una comisión especial compuesta por cuatro legisladores para el viaje.

Los integrantes de la comisión y la fecha del viaje serán definidos en los próximos días, resolvieron entonces. Aun no hay nombres confirmados.

“La iniciativa de viajar a Venezuela para comprobar, personalmente, la situación en ese país, surgió tras las denuncias sobre violaciones a las libertades básicas de los opositores al gobierno de Nicolás Maduro”, indica el sitio de la Cámara Baja.

Ya la semana pasada, habían presentado una propuesta de declaración en la que rechazan “de manera rotunda los actos contra la libertad de pensamiento de las personas, así como los actos contra las libertades individuales y colectivas en la República Bolivariana de Venezuela». La diputada Karina Rodríguez (AP-Capital), cuestionó entonces, que no se verifique la situación real que existe en aquel país, antes de emitir una declaración, y ahí propusieron el viaje.

“El objetivo de esta comisión sería viajar, interiorizarse de la situación, informar al plenario de Diputados y que luego se emita un nuevo pronunciamiento”, informaron los diputados.

Sin pasaje

Se definió que los líderes de Bancada y la mesa directiva designen a los viajeros.

Ante la posibilidad de quedar fuera, rápidamente Rubín señaló a radio 650 am que cree que serían seleccionados “simpatizantes” de Maduro, y finalmente cuestionó la efectividad del emprendimiento, en caso de se siga un itinerario del gobierno. Aseguró que la política de la Cancillería es guardar silencio, por los acuerdos con PDVSA, y que por esta misma razón los que viajen “ocultarán la verdad”.

Al mismo tiempo…

Paradójicamente, también en estas últimas semanas Rubín había generado la polémica que generó el repudio de los gremios periodísticos, ante la “flagrante violación del principio universal y constitucional” de la libertad de expresión por parte del mismo, según denunciaron periodistas de Última Hora en un comunicado publicado en estos días, que fue acompañado por el Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP).

La situación empezó luego de que la periodista Leticia Acosta le realizara preguntas críticas al diputado, a quien pidió que diera nombres de manera responsable de los periodistas que recibían dinero de parte de parlamentarios como había acusado. Ante esto, el hijo de Humberto Rubín la acusó de “maleducada” y empezó una serie de “hostigamientos” contra la periodista desde Radio Ñanduti, propiedad de su padre, según la denuncia.

Posteriormente, incluso llamó al director general del Diario a pedir cambio de área de la periodista y remitió nota a la Dirección periodística denunciando “haber sido agredido verbalmente por Acosta”, señalan. También habría advertido que pediría al presidente de la Cámara, Hugo Velázquez, se prohíba el ingreso de la comunicadora al recinto legislativo, según las denuncias.

Todas estas acciones fueron calificadas por los periodistas que se solidarizaron con Acosta como una forma de ejercer presión sobre la tarea de prensa y sobre la autonomía de un medio de comunicación, cuyos derechos están garantizados en leyes nacionales y tratados internacionales.

Desde que se metió en la política, el eterno ayudante de Humberto Rubín ha estado metido en polémicas por sus declaraciones y exabruptos, tanto a nivel nacional e internacional. En la Cámara de Diputados de Argentina lo habían calificado de «descerebrado irresponsable» luego de que el mismo realizara descalificaciones sexistas contra la presidente Cristina Fernández.

Comentarios

Publicá tu comentario