Quiénes y qué festejan en la Expo

El pueblo es el pariente pobre que va  a la boda.

"Ese pueblo es un pobre espectador de la mesa donde los comensales se dan un atracón". El 60 % de las recaudaciones del fisco lo aportan los consumidores, la gente pobre, mientras, los agroganaderos, los mayores concentradores de la riqueza, aportaron apenas el 0,26 % de tributos recaudados en 2010. Tienen mucho que celebrar.

Muchas veces el aparato ideológico del Poder termina haciéndonos creer que sus intereses, su riqueza, su producción, son de todo un pueblo. Cuando en realidad ese pueblo es un pobre espectador de la mesa donde los comensales se dan un atracón.

Es el caso concreto de la Expo Feria que se realiza cada año en la ciudad de Mariano Roque Alonso, donde una minoría de la sociedad se reúne a exponer su opulencia ante miles y miles de compatriotas.

En esa “fiesta del trabajo”, la crema y nata de los beneficiarios del modelo agroexportador festejan que  los grandes propietarios de tierras rurales como Tranquilo Favero  pagan, anualmente, en concepto de impuesto inmobiliario apenas el equivalente al 0,4% de Producto Interno Bruto (PIB) del país; festejan porque, los agroexportadores, tienen el privilegio de contribuir tan sólo con el 0,1% del total del presupuesto general de gastos del país a través del Impuesto a la Renta Agropecuaria (Imagro); celebran con euforia en esta “Feria del trabajador “ por no pagar un solo guaraní de impuesto por exportar sus granos de soja, maíz y trigo y su carne, exportación que, solo en soja y carne, les redituó ,en el 2010, 1.600 millones y más de 900 millones de dólares respectivamente.

Igualmente expresan alegría en la Expo porque los empresarios en general pagan apenas un 10% de Impuesto a la Renta de las Empresas, el más bajo en toda América Latina.

Los que “trabajan” por el país también tienen motivos para celebrar en la Expo la ganancia récord que obtuvieron este año sus amigos de la banca privada, quienes, gracias a la política monetaria del Banco Central del Paraguay,  se embolsillaron en utilidades, entre enero y mayo, unos 153 millones de dólares.

Los que “sostienen el país ” celebrarán en estos días de la Expo que sus amigos propietarios de medios de comunicación concentran el 98% de las frecuencias de radio y señales de televisión del país; festejan, igualmente, que el 85,6% de las mejores tierras cultivables del país están en manos de ellos, que son apenas el 2,6 del total de propietarios de finca agrícolas.

Así, el pueblo que va a ver con fervor, con alegría, los stand de la Expo es el despreciado pato de la boda, el pariente pobre de quien, sin embargo, se necesita para tener poder.

Comentarios

Publicá tu comentario