“QUEREMOS VOLVER AL BAÑADO”

La inundación nos echó de nuestras casas en los Bañados.

Emergencia y la Municipalidad estuvieron ausentes en los primeros momentos. Y fuimos nosotros los que tuvimos que buscar cómo llevar nuestras cosas, buscar sitios en el alto, encontrar unas paredes y un techo para cobijarnos, organizar ollas populares, etc.

Días difíciles donde la solidaridad de nuestro pueblo estuvo presente.

Así dos semanas. Luego aparecieron la Municipalidad y Emergencia.

Y decidieron que eran las seccionales las que iban a repartir las maderas, chapas, víveres etc. Y nosotros nos opusimos. Se tuvo que hacer cierres de calles, tres denuncias masivas a Emergencias, una protesta ante la Municipalidad y muchas reuniones, para conseguir algunas promesas. Pocas cumplieron.

Y en medio de todo esto corrió el rumor de las autoridades que ya no íbamos a poder volver al Bañado.

Un día, la policía con papeles con el sello de EMERGENCIA NACIONAL comenzó a hacernos una encuesta, que no nos gustó.

Una de las preguntas era si queríamos volver al Bañado cuando pasaran las inundaciones.

La respuesta casi total es que sí queríamos volver al Bañado y por razones muy fuertes.

Primero, porque es nuestro valle, nuestro barrio. Donde hemos nacido muchos de nosotros y donde tenemos nuestras amistades y vecinos.

En segundo lugar el Bañado don, porque de habitamos, ha significado mucho trabajo para nosotros. Buscar escombros, quitando plata de la comida. Hacer una casita e irla mejorando poco a poco. Co nuestro trabajo hicimos de un yuyal un sitio habitable y, entre todos, un barrio.

En tercer lugar, porque allí están nuestros sueños, nuestra vida, nuestros vecinos, nuestras luchas. Y, unidos, podemos mejorarlo mucho más.

Y, además, nuestro barrio del bañado está muy cerca del centro de Asunción y de donde hay fuentes de trabajo. Y no aceptamos que nos quieren llevar muy lejos, a una o dos horas de viaje en colectivo y de pie.

Comentarios

Publicá tu comentario