Qué tiene Brasil para ganar a Alemania

Con Neymar y Thiago Silva afuera, qué tiene Brasil para enfrentar a Alemania. Acá, un inventario a completar. Por Julio Benegas.

Hasta el partido contra Colombia, Brasil no había mostrado gran cosa. Pero en el partido con los cafeteros, hay que decirlo, sorprendió. Mucha pierna contra el medio campo colombiano para no dejarlo jugar, para desarmarlo y un vertiginoso ritmo durante los primeros 25 minutos fueron un cóctel inaguantable.

Alemania aparece como la selección más sólida de este campeonato. Volantes fuertes, incisivos y laterales que penetran bien. En el área pisan muy fuerte. Pocas veces la defensa se desordena. 

Contra Alemania las piernas fuertes probablemente no dañen mucho.

¿Puede ser un penal que se invente Fred como en el partido contra Crocia?

Puede ser.

No solo Neymar no podrá jugar este partido. Tampoco lo podrá hacer el Thiago Silva. Qué sacará Escolari de la galera. Fuente: Página oficial de la Fifa.

Un detalle no menor: Brasil es un equipo en ascenso. Al no haber competido en las eliminatorias, es un equipo se va consolidando en este mundial. En el ascenso los equipos pueden dar sorpresas. Tuvo una estrategia contundente contra el más lindo equipo –en movilidad, delicadeza, cambios de ritmos- sudamericano de estos tiempos: Colombia.

En el cuerpo a cuerpo probablemente salgan más lastimados ellos que los alemanes.

Brasil se ha quedado -hasta nuevo aviso- sin el hombre para firuletear: eso que tanto odian los alemanes, tan prácticos, tan frontales, tan de lanzar arriba. Tan de pasarte por encima si te descuidás. Barcelona y Real Madrid lo sufrieron el año pasado. Real Madrid se tomó su revancha este año contra el Bayern.

Si bien Neymar acompañó el vértigo impuesto contra Colombia, es de destacar que ese equipo de Brasil estaba muy embalado, comenzando con el defensa  David Ruiz. Asumió este hombre un liderazgo desconocido en él. Metió un golazo de tiro libre.

Brasil tiene muy buenos laterales y mediocampistas. Arriba Fred no es mucho. Menos contra una defensa a la que con ponerle nomás la cola para pivotear no basta. Arriba Brasil tiene un recambio que le voló la cabeza a los olimpistas en la final de la Copa América, contra el Mineiro: Jo. El temible Jo.

Apareció también un tipo al que le dicen Hulk. Su nombre es Givanildo Vieira de Souza . Es duro, quiere romper líneas, a veces le sale otras no, pero le falta destreza al chico. Es que con esa masa muscular no debe ser muy fácil enganchar y reengachar. Otra cosa es, claro está, asustar a criaturas o llevar a una mujer u hombre a la cama.

Brasil es campeón mundial.

Pelé, Rivelino, Garrincha,  Zico, Sócrates. Qué hermosos tiempos del “jogo bonito”.

No solo de historia vive una selección

No. También están Xuxa, la samba, la bossa, Caetano, Chico Díaz… y un capital en expansión por toda América del Sur y Africa.

El público, claro está.

Y…qué más. Qué mas.

Romario, Ronaldo, Ronaldiñho, Cafu.

 

Comentarios

Publicá tu comentario