¿Qué podría haber detrás del secreto texto de pre-acuerdo con Rio Tinto Alcán?

La gente se pregunta cuáles serían los intereses ocultos de las partes que apuntan a cerrar un compromiso que podría terminar dañando a todo el país. Pregunta que debe plantearse, lógicamente, en el marco del proceso electoral y de los miles de millones de dólares que generará la instalación de la fábrica de aluminios.

 

Fuente: agroclasi.com

Doy aquí por sentado que el lector/ra ha comprendido (luego de tanta información vertida en los medios de derecha y de izquierdas) la completa inconveniencia de que el Paraguay permita la instalación de la fábrica de aluminios de RioTinto Alcán. Si solo generará poco mas de 1000 puestos de trabajo, si devorará, a precio miserable, el 21% de toda la energía eléctrica disponible del país en Itaipu, Acaray y Yacyretâ; si producirá una lluvia ácida que acabará con el trabajo que ya están haciendo los sojeros con sus agrotóxicos, y si hasta un medio de la extrema derecha ha editorializado su oposición a que se instalé, entonces, sospecho, que el lector no necesitará más argumentos en contra, salvo que sea un estúpido, un interesado directo en el asunto o un total desavisado en el tema. Como no creo que mis lectores puedan ser calificados con ninguno de estos adjetivos, voy a la hipótesis –no comprobación- de porqué el presidente de facto Federico Franco y sus correligionarios liberales se estarían emperrando en habilitar el negocio a una trasnacional que robara a su propio país.

En China, Siria, EE.UU., Francia o Haiti hay una práctica que se llama Comisión por los negocios que una empresa, nacional o trasnacional, pueda hacer con un Estado determinado. Y como sabe cualquier ciudadano medianamente informado de los asuntos de este nuestro Estado, aquí también se practica eso. Quizás la diferencia entre los estados sea que, en algunos las formas de la práctica de la Comisión por hacer negocios con el Estado son sutiles, con el menor daño colateral posible, con la mayor inteligencia y, si son descubiertos, son castigados con rigor por la justicia; mientras que en otros no se cuidan las formas, se lo hace torpemente, con daños muchas veces irreparables para el país, y si se los descubre, son agraciados por la justicia con la impunidad.

Con el permiso del lector, voy a poner al Paraguay entre estos últimos estados, donde no importan las formas para cobrar Comisión.

Dado por hecho mi coincidencia, mi complicidad, con el lector en la anterior lectura, sensata por cierto, sostengo la hipótesis, la posibilidad, de que los muchachos del PLRA, con Franco a la cabeza, estén, quizás, a punto de recibir la comisión de sus vidas; una comisión que resolvería –digo bien, podría resolver- no solo sus problemas personales de plata, sino –podría ser- también el de la onerosa campaña electoral de cara a las elecciones generales de abril del 2013.

El lector sabe que en este proceso electoral el factor dinero será más importante que en anteriores elecciones, porque el actual príncipe colorado –Horacio Cartes- nos ha puesto en la realidad de que la plata condicionará muchos votos; porque él ya está distribuyendo toda la plata que puede sacar de su bolsillo para ganar los comicios de abril y ser el presidente de la República. Ante esta realidad innegable, y en nombre del pragmatismo crudo y de sus propios bolsillos, los muchachos del PLRA podrían –tal vez, nadie lo tiene comprobado- estar a punto de conseguir esa plata que necesitan para hacer frente a Cartes y a sus demás adversarios.

Porque el lector sabe que cuando una trasnacional de la talla de Rio Tinto Alcán pretende entrar a un país para saquearlo, pone como carnada, no millones, sino miles de millones de dólares para alcanzar su objetivo.

Esto es una hipótesis, que no necesita de pruebas, que puede ser equivocada, pero en la que el lector podría pensar como una posible razón por la que Franco y los muchachos del PLRA se aferran a habilitar el negocio a Rio Tinto, pese a que este traerá más miseria a su propio pueblo.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.