¿Qué pasa con el precio de las verduras y hortalizas?

Los números hablan por sí solos. Foto: Facebook.

Los números hablan por sí solos. Foto: Facebook.

Los precios de las verduras y hortalizas han alcanzado y en algunos casos incluso superado los de la carne en la mayoría de los centros comerciales del país. Los consumidores han expresado su asombro y descontento ante los actuales precios y en días pasados ha sido un tema dominante en las redes sociales.

En las góndolas de los supermercados el precio del tomate alcanzaba los 20.000 guaraníes, el del locote 16.950 guaraníes, el de la cebolla G. 16.000, el de la cebolla morada G. 16.650, la papa cepillada G. 13.950. El tomate incluso supera el precio de algunos cortes en oferta como el vacío, que hasta la mañana de este lunes era ofertado a G. 17.950.

Investigadores ya habían alertado en el pasado sobre esta tendencia, que va agravándose de manera progresiva. Mientras el Paraguay trepa posiciones entre los principales exportadores de soja y carne, a su vez debe importar la mayoría de los alimentos que consume, con el consecuente aumento de los precios.

La investigadora Milena Pereira Fukuoka afirma en su libro “El Estado y la garantía del derecho a la alimentación adecuada en Paraguay” que “en forma concomitante con la expansión de la frontera agroganadera se generó la reducción de la producción de alimentos diversificados para consumo local. La priorización de la producción para la oferta exportable y el debilitamiento y reducción de las unidades productivas familiares campesinas, incidirían en dicha dinámica”.

Foto: Facebook.

Foto: Facebook.

En 2014 el sector sojero exportó por el valor de unos 5.000 millones de dólares con una producción de casi 10 millones de toneladas y el sector ganadero por unos 1.500 millones de dólares por 380.000 toneladas. Nuestro país aparece como el cuarto exportador mundial de soja y octavo exportador de carne.

Estos rubros para la exportación van acaparando cada vez más superficie en perjuicio de la producción de alimentos para el consumo local. La creciente deforestación y el clima cada vez más caluroso también perjudican los rendimientos de los productos de la huerta como el tomate, la lechuga, entre otros, que requieren de cada vez más cuidados culturales e inversión.

Además de ello, la generalización del IVA a los productos frutihortícolas también es un factor de encarecimiento de los precios. Este arancel fue impuesto a los consumidores por el gobierno de Horacio Cartes a fin de no gravar con un 10% la exportación en bruto de granos.

Otro factor de fuerte incidencia son los sistemas oligopólicos de comercialización, con unas pocas cadenas de supermercados que concentran la mayor parte de la oferta, pudiendo muchas veces pactar entre ellos precios artificialmente altos ante el nulo control del Estado.

10990274_822375167829747_5044776390058950830_n

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.