¿Qué nos espera con el gobierno de Cartes?

Para respondernos esta pregunta consultamos al sociólogo Ramón Fogel y al secretario general del Partido Comunista, Najeeb Amado.

Para el sociólogo Ramón Fogel: “Es difícil predecir un escenario porque él no ha dicho cómo se propone reducir la pobreza sin aumentar los impuestos. Estoy hablando de pobreza rural extrema que es uno de los desafíos. Y no ha vuelto a hablar del problema de Curuguaty, pero cuando le tocó hablar dijo que nunca ha habido tanta paz como después de Curuguaty, como queriendo indicar el nuevo rumbo y eso no parece nada auspicioso, parece más bien una escalada de la violencia. Esperemos que no, que eso haya sido un desliz.”

Fogel afirma que el proyecto de Cartes en general es un proyecto conservador favorable a los agronegocios. Considera imposible su promesa de mejorar la prestación de  servicios sociales si es que no introduce cambios en la estructura impositiva. No considera que la fórmula de “recaudar más con los mismos impuestos” pueda paliar las necesidades que vive el país.

“Es difícil construir escenarios excepto aquellos que favorezcan a un proyecto territorial excluyente y con todos los problemas que significa para la producción de alimentos, no solamente para los campesinos. Al depender de productos importados, esto será una fuente de inflación.” Dice el sociólogo.

El escenario negativo

Por otra parte manifiesta Fogel que: “el escenario que sí Cartes perfiló, y que es absolutamente negativo, es su inclinación hacia el bloque de la Alianza del Pacífico, desafiando a los vecinos, aunque matiza bastante en su discurso. Hay un proyecto que favorece a los Estados Unidos que busca más bien debilitar no solamente a Venezuela, sino al MERCOSUR en su conjunto. Cuando hablamos de geopolítica Cartes favorece totalmente a EE.UU, lo que es netamente desfavorable para el Paraguay, desde donde se lo mire. No sé si esto se lo van a permitir los empresarios, porque claramente habrá un perjuicio grande para el empresariado si continúa el aislamiento.”

Política de Enclave

Para Najeeb Amado, secretario general del Partido Comunista Paraguayo, la represión a las organizaciones sociales va formar parte del cotidiano del gobierno de Cartes. “La función represiva de este Estado aumentará en tanto y en cuanto el movimiento de masas reclame sus reinvidicaciones.” Dice Amado.

“La función del Cartismo para el modelo de capitalismo que opera en nuestro país es básicamente de conjugar un nivel de coaptación de dirigencia social (como también lo hizo Nicanor), por la vía de la asistencia de proyectos que serán focalizados territorial y societalmente. A los sectores más conscientes, no coaptables, a esos los va a criminalizar para poder aislarles e  ir fortaleciendo una política de enclave que básicamente es avanzar en la construcción de un territorio en el Conosur cuyos recursos desde su cielo abierto hasta su subsuelo, incluyendo su fuerza laboral, se utilicen en función de intereses extranjeros.” Finaliza Najeeb Amado.

Comentarios

Publicá tu comentario