«Pyragues» registraron a manifestantes que llegaron hasta al Ministerio del Interior

Como en tiempos de la dictadura, la policía se dedica a registrar manifestantes. Periodistas y personas solidarizadas entregaron nota con denuncias por violaciones contra la libertad de expresión contra medios alternativos y comunitarios, así como por el caso de tortura y detención ilegal del periodista Paulo López.

El policía al fondo se dedica a «fichar» a los manifestantes. Foto: Magalí Casartelli.

Los manifestantes que protestan contra las violaciones contra la libertad de expresión y que estuvieron esta mañana frente a la Fiscalía general de Estado y la Comisaría Tercera por la persecución a los trabajadores de medios comunitarios y alternativos, fueron hasta la sede del Ministerio del Interior en la capital paraguaya, en Chile y Tte. Fariña.

Entre los motivos de protesta se encuentra el caso de tortura y detención ilegal del periodista Paulo López, quien había sido despojado de sus elementos de trabajo donde registró el accionar violento de la policía que lo retuvo en enero pasado.

Los manifestantes ingresaron a las oficinas del Ministerio para dejar una nota en la que detallan denuncias de algunas de las violaciones a la libertad de expresión y pluralidad informativa como la campaña gubernamental-empresarial de persecución contra los medios alternativos y comunitarios (persecución a radios comunitarias y comunicadores populares, entre estos el caso del cronista de nuestro medio Paulo López).

Frente a la oficina ministerial, un grupo de policías volvió a registrar a los manifestantes, al estilo de los pyrague de la dictadura. Esta práctica se viene realizando en las diversas manifestaciones ciudadanas. El secretario general del SPP, Santiago Ortíz, aseguró que tienen fines represivos, para identificar manifestantes y tenerlos fichados.

Justamente, el periodista Paulo López, un día antes de ser detenido, fue registrado por la policía mientras realizaba una cobertura en las manifestaciones contra la suba del pasaje. El comisario Edgar Galeano se había molestado por que lo estaba registrando en su actuación contra los manifestantes, razón por la cual le tomó una fotografía. Al día siguiente, cuando fue a consultar sobre los manifestantes detenido en la comisaría Tercera, fue detenido y torturado por orden de Galeano, quien ya lo tenía fichado, según denunció.

El sub oficial segundo Guillermo Medina es quien registró a los manifestantes.

Los manifestantes frente al Ministerio del Interior. Foto: Magalí Casartelli.

 

Comentarios

Publicá tu comentario