Puerto Rico quiere dejar de ser colonia, pero para ser un estado más de la Unión Americana

Corregimos un error y pedimos disculpas. En un artículo editado el sábado último, E’a aseguró que “Puerto Rico, por medio de un plebiscito, rechazó seguir siendo colonia de Estados Unidos” (http://ea.com.py/33637/).

 

Fuente: diariolarepublica.net

El título se refería al plebiscito no vinculante que se realizó en Puerto Rico, la semana pasada, en el que se preguntó a los puertoriqueños sobre el estatus actual de la isla y un probable estatus futuro.

La afirmación que hiciéramos no deja de ser verdad, pues la gran mayoría de puertorriqueños rechazó el estatus que el país tiene actualmente, el de Estadio Libre Asociado, es decir una colonia. Para muchos, incluso, ha sido histórico que el pueblo de Puerto Rico por vez primera se haya expresado en contra del actual estatus territorial.

Sin embargo, y gracias a nuestros lectores, somos conscientes de que el titular del artículo refleja sólo una parte de la realidad, o sea, es una media verdad. Es una especie de “propaganda engañosa”.

El título es engañoso porque sugiere –y no se aclara suficientemente en el artículo-, que el resultado del plebiscito fue favorable a la independencia de Puerto Rico y nada más alejado de la realidad. La mayoría de los boricuas votó a favor de abandonar su estatus de Estado Libre Asociado, pero para integrarse completamente a EE.UU, es decir, los votantes expresaron su deseo de convertirse en el estado número 51 de la Unión Americana, superando así la condición de Estado Libre Asociado que tienen desde 1952.

El 61 por ciento de los votantes quiere la anexión, es decir, que Puerto Rico sea un estado de la Unión con todas las de la ley; el 33 por ciento es partidario de mantener el actual estatus y el 5 por ciento apuesta por la independencia.

La isla caribeña, según la lista de la ONU, es una colonia de Estados Unidos desde 1898 y el actual modelo le permite una cierta autonomía y deja en manos de Washington la defensa y las relaciones internacionales.

Elije un gobernador, pero hasta ahí. Los isleños no eligen representantes para el Congreso federal (este papel lo desempeña el comisionado residente) y sólo pueden votar en las presidenciales si se encuentran en territorio estadounidense. Recibe una cierta cantidad de dinero para ayudas sociales, pero su ingreso per cápita, 23.380 dólares, está muy lejos del estado más pobre de la Unión (Misisipi, con 32.967 dólares por persona y año).

En la cotidiana tarea de proveer a nuestros lectores de información alternativa, podemos equivocarnos y de hecho, lo hacemos. En este caso específico, hemos cometido un error que nuestros lectores nos han hecho notar.

Vayan, pues, nuestros agradecimientos a los lectores por las críticas y nuestras disculpas por el involuntario error.

 

Comentarios

Publicá tu comentario