PT: “Carta blanca a Cartes para garantizar negocios de la minoría»

El Partido de los Trabajadores emitió un comunicado de prensa a propósito de la modificación de la Ley de Defensa nacional y de Seguridad Interna.

Imagen referencial: foto de Lea Schvartzman

En el comunicado el Partido de los Trabajadores repudia la autorización “legal” que la derecha tradicional (colorados, liberales, oviedistas) en la Cámara de Diputados, le da a Cartes para que actúe “a su antojo” en materia de represión con el concurso de las FF.AA.

Dice el comunicado “No contentos con los millones de dólares y los continuos reajustes que el Parlamento entregó -en épocas de Lugo y Franco-, no para salud, educación, tierra o trabajo, sino para el aparato represivo normal conformado por la Policía Nacional y la Fiscalía General, ahora dan carta blanca a Cartes para actuar según su humor y bajo el comando de los intereses socio-económicos y políticos de las minorías ricas de nuestro país, para imponer su guerra social y económica contra el pueblo trabajador, esta vez, en el área rural.”

Para el Partido de los Trabajadores (PT), esto es “darle luz verde a Cartes para profundizar la política represiva y no el pretexto barato e inconsistente de que la concesión de ‘manos libres’ es para usar las FF.AA en la represión y aniquilamiento de la ‘amenaza del EPP’. Las manos libres a Cartes apuntan a concentrar el poder en manos de un ‘aprendiz de dictador’, como ya le catalogaron algunos de sus propios correligionarios.”

Desde el PT se repudia y rechaza “desde hace tiempo la criminalización creciente, la ley falsamente antiterrorista que propició Lugo, el terrorismo de Estado y la impunidad a los asesinatos selectivos con matones a sueldo-, sostenemos que con esta modificación se da una vuelta de calidad a la tuerca que establece las condiciones para un abierto proceso reaccionario a nivel de régimen político, una aguda profundización de la matriz represiva con el blindaje legal necesario. No es otra cosa lo que el Parlamento le concede a Cartes cuando se prescribe que: ‘…el Presidente de la República podrá decidir el empleo transitorio de elementos de combate de las Fuerzas Armadas de la Nación…’. (…) ‘el Presidente de la República tendrá la conducción de todas las fuerzas militares y policiales afectadas,…’.

Más adelante añade el comunicado “En efecto, el Parlamento coloca a las FF.AA. al arbitrio de Cartes a los efectos de aplicar medidas de guerra con los pretextos y excusas que se le antoje. Es exactamente eso lo que se establece en la modificación referida: ‘…Igualmente, se aplicará este procedimiento en los casos calificados como terrorismo, de conformidad a la ley Nº 4.024/10, “(…) cuando existieren amenazas, acciones violentas contra las autoridades legítimamente constituidas, que impidan el libre ejercicio de sus funciones constitucionales y legales’. Ya innumerables especialistas en derechos humanos han alertado sobre el gran peligro de estas redacciones confusas, al arbitrio de cualquier interpretación para usarla como arma mortal contra el pueblo trabajador que necesita luchar por mejorar sus condiciones de vida.”

Asimismo el comunicado explica: “El régimen democrático burgués con su actual estructura legal y de aparato ya venía persiguiendo y reprimiendo a todos los luchadores y todas las luchadoras que osaban salir a luchar. Muy bien lo saben y lo viven centenares de campesinos y trabajadores en general que están presos/as y cuyos derechos son pisoteados y los miles que han sido imputados. Muy bien saben los trabajadores de Aceptar, de la FEP u otros sectores que han decidido salir a luchar, cómo las leyes, la fiscalía y la policía violan todos los derechos sociales y garantías políticas mínimas. Es decir, la criminalización y la represión ya han estado a la orden del día como respuesta preventiva o primera respuesta al servicio de la minoría explotadora y opresora. Y con la presente modificación la situación empeora desde el punto de vista del régimen político sustancialmente.”

Finalmente el comunicado del PT insta: “A todas las fuerzas sociales, políticas y de derechos humanos y democráticas, así como a las individualidades, a luchar para tirar al basurero a esta malnacida Ley. En ese marco está la tarea pendiente de seguir luchando contra todas las otras leyes represivas que maniatan, amordazan y constriñen a las organizaciones populares y sus luchas. Desde el PT estamos convencidos que todos y todas debemos posicionarnos en contra de esta hacha legal que el Congreso pone en manos de Cartes. El repudio a esta nueva ley represiva debe ser una de las banderas de lucha por las más amplias libertades y garantías democráticas.”

 

Comentarios

Publicá tu comentario