Psicología Comunitaria: Crónica de una no-muerte anunciada

Artículo de la Lic. Gabriela Vergara sobre el cierre de la carrera en la UNA.

Gabriela Vergara Vazquez (*)

¿Qué pasa con Filosofía UNA? ¿Qué pasa con Psicología? ¿Puede una carrera abrirse, con todas las fundamentaciones que ello implica, y, 8 años después, sin más, simplemente cerrarse por falta de rubros?

La Psicología Comunitaria es sencillamente una psicología para y desde  nuestra realidad paraguaya y latinoamericana.  Los sectores empobrecidos, estigmatizados, sin oportunidades son abordados partiendo de una sensibilidad que implica un vernos entre humanos,  buscando adecuar intervenciones, modelos, pensamientos, miradas, arte y todo lo que se pueda para  transformar realidades a las que los modelos mercantilistas  devoran primero,  y criminalizan después.

Incluso la Política Nacional de Salud Mental, en su párrafo titulado “Hacia un modelo Comunitario de atención” (!!!) manifiesta abiertamente que “Definido el modo promocional, proponemos un modelo comunitario de atención a la salud mental como alternativa de inclusión”.  Más claro agua.

El honorable consejo directivo de la Facultad de Filosofía UNA decide el cierre de la especialidad un martes 13 (de marzo), sin más explicación que la de “cada año se matriculan dos o tres alumnos” y “se necesitan estos rubros para abrir psicología forense”. Esto, además de ser mentira (se han matriculado pocos alumnos uno o dos años, pero el último año ha habido 17 matriculados;  si hay voluntad política se pueden mantener ambos énfasis), no es más que producto de un trabajo sostenido de asfixia de que ha sido objeto la especialidad los últimos años. He aquí algunos de los principales puntos:

  • No-promoción de la especialidad en área básica:

El modelo comunitario tiene esquemas y sensibilidades muy distintas a cualquier modelo psicológico tradicional. La promoción de la especialidad en área básica (Los primeros tres años de la carrera de Psicología) no pasa únicamente por comentar a los estudiantes en qué consiste la psicología Comunitaria. Pasa por ir desarrollando en los estudiantes sensibilidades que vayan más allá de un futuro como exitosos psicólogos de lucrativas carreras. Consiste en un ir pensando de manera global, y por sobre todo un pensamiento que acerque la psicología a las ciencias sociales y a la política. La política no es únicamente de los políticos. Una enseñanza universitaria despolitizada bajo una pretendida “objetividad científica” aleja a los estudiantes de todo análisis de las inequidades sociales, y por ende, de la psicología comunitaria.

  • Proceso de selección docente:

Sin desmerecer el trabajo o carrera docente de nadie, para enseñar en comunitaria no basta con contar con un extenso curriculum vitae. Es necesario establecer colectiva, pensada y realistamente un perfil mínimo para enseñar en el énfasis, que vaya más allá de los créditos académicos. Personalmente, opino que se privilegió (en especial durante los últimos años)  la incorporación de encargados de cátedra con perfiles no adecuados al énfasis, quedando pocos docentes para hacerse cargo de procesos importantes que se fueron iniciando, contribuyendo esto al debilitamiento progresivo de la especialidad.

  • Amenazas de cierre 4 de los 8 años:

En el 2008 ya se trata en el Consejo Directivo el cierre de Psicología Comunitaria. Gracias a movilizaciones y a la participación de representantes de la especialidad en la sesión del consejo, esto se impide. Desde entonces, todos los años alrededor de se amenaza en forma de rumor con el cierre del énfasis. No se coloca el formulario de inscripción en Dpto. Académico. Nadie sabe decir si Comunitaria se abre o no.

 

 

De esta forma, la UNA reproduce el modelo de cualquier universidad privada, mercantilista y con fines de lucro, y no puede esperarse menos. UNA universidad que no reconoce las necesidades que están ante sus narices. UNA universidad que habla de extensión universitaria (devolver a la comunidad lo que aprendemos) hasta llenarse la boca y no es capaz de caer en cuenta de la tremenda incoherencia en que cae, mientras en otras universidades (privadas!!) como la UCA el énfasis va comenzando a hacerse camino…

El quiebre con el modelo autoritario

En el 2011 se realizó el primer Foro denominado “Construyendo Identidades”, en Psicología Comunitaria, como intento colectivo, dinamizador y por sobre todas las cosas COHERENTE de ir construyendo y fortaleciendo de a poco, desde las bases, a la psicología comunitaria.  Esto  no es más que el inicio de un proceso que puede y DEBE continuar, porque es la única manera de hacer frente a un modelo profundamente verticalista enquistado en la universidad. Este modelo es PER SE enemigo de la Psicología Comunitaria y esto lo debemos comprender para iniciar cualquier lucha. Sencillamente son como agua y aceite.

Está en nuestras manos revertir esto. Hoy estamos movilizados, alerta hasta las últimas consecuencias, y seremos una vez más los estudiantes- la gente- el colectivo y no la institución los que demostremos que otro modelo es posible. Psicología Comunitaria no muere. Psicología Comunitaria sigue, y únicamente puede fortalecerse de aquí en adelante.

(*) Egresada de Psicología Comunitaria UNA. Licenciada en Psicología Clínica.

Comentarios

Publicá tu comentario