Proponen formalizar el trabajo doméstico

El Senador Derlis Osorio presentó un proyecto de Ley que busca garantizar la formalización total del trabajo doméstico.

El proyecto busca la formalización del trabajo doméstico a través de la reivindicación de derechos como el salario básico mínimo para este tipo de actividad, las horas y jornadas máximas de labor, la edad mínima para ser contratado, la obligatoriedad del seguro social de salud, así como los descansos legales y vacaciones remuneradas, derecho a estabilidad e indemnizaciones, entre otros puntos.

El Proyecto de Ley “Del trabajo doméstico”, elaborado por el senador Derlis Osorio, tuvo entrada oficial en la sesión ordinaria de ayer jueves.

Se estructura en 27 artículos, divididos en 9 Títulos de la siguiente manera: Título I Disposiciones Generales; Título II Del Contrato de Trabajo, Título III Cláusulas Prohibidas; Título IV Presunciones Laborales; Título V Remuneración; Título VI Jornadas de Trabajo; Título VII Licencias; Título VIII Normas de Aplicación Supletoria; Título IX Del Seguro Social Obligatorio, Fiscalización y Políticas Públicas.

El proyectista afirma que resulta imperiosa la necesidad de contar “con un marco jurídico especialísimo que por primera vez y de forma histórica permitirá proteger los derechos laborales y sociales de este sector tan marginado por mucho tiempo, regularizar y formalizar el trabajo doméstico”.

“La presente propuesta constituye un importante punto de partida para la reivindicación de un sector tan sensible de nuestra sociedad y permitirá en lo sucesivo ir avanzando hacia reivindicaciones laborales más importantes como niveles salariales superiores que permitan en un futuro cercano acceder al sistema de jubilaciones y pensiones”, afirma el senador Osorio.

Para la redacción del texto legal se tuvo en cuenta los artículos 46 y 88 de la Constitución Nacional, que hablan del derecho a la no discriminación. Igualmente, se mencionan instrumentos jurídicos internacionales, como la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre (1948), y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1996), referidos al derecho al trabajo y a la remuneración justa.

“Este proyecto pretende ser una normativa equilibrada entre las necesidades de mejora laboral de los trabajadores domésticos y la capacidad de contratación de los empleadores, de tal manera a no generar un impacto negativo en el mercado de trabajo y conseguir así el objetivo principal el cual es la formalización del sector”, explica el parlamentario.

Especificaciones

Entre otras particularidades, se establece que la edad mínima para desempeñarse en el trabajo doméstico es de 18 años. Sin embargo, aclara que la Autoridad Administrativa del Trabajo podrá autorizar el trabajo doméstico a partir de la edad de 16 años, previo acuerdo de los padres o tutores y siempre que queden plenamente garantizados los derechos del menor.

Los contratos deberán celebrarse por escrito y dejando constancia expresa de ciertas condiciones.

También se establece que el salario mínimo legal para el trabajo doméstico no será inferior al 60% (sesenta por ciento) del salario mínimo legal para actividades diversas no especificadas establecido por el Poder Ejecutivo, lo que a la fecha representaría unos 994.000 guaraníes.

Otros puntos destacados constituyen el derecho a la alimentación y habitación de los trabajadores, horarios máximos para la jornada de trabajo, horarios de descanso, derecho al aguinaldo, a vacaciones anuales pagadas, indemnización en caso de despido injustificado y estabilidad en el empleo por cumplimiento de diez años ininterrumpidos de servicio al mismo empleador.

Igualmente se establece la incorporación del personal doméstico al régimen general del seguro obligatorio de salud del Instituto de Previsión Social (IPS).

Fuente: senado.gov.py

Comentarios

Publicá tu comentario