Promulgan proyecto de expropiación a favor de la comunidad Sawhoyamaxa

Los miembros de la comunidad Sawhoyamaxa, del pueblo enxet, fueron reparados con la restitución de parte de sus territorios ancestrales luego de vivir durante 23 años al costado de la ruta. 

Los miembros de la comunidad Sawhoyamaxa se trasladaron a Asunción ante la demora de la Presidencia en promulgar la expropiación. Foto: Rufino Diana.

Los miembros de la comunidad Sawhoyamaxa se trasladaron a Asunción ante la demora de la Presidencia en promulgar la expropiación. Foto: Rufino Diana.

Fuentes de la Presidencia de la República informaron que el presidente Horacio Cartes promulgó esta mañana el proyecto de expropiación de las 14.404 hectáreas de las tierras ancestrales de la comunidad Sawhoyamaxa en Presidente Hayes. El proyecto había sido aprobado por el Congreso el 21 de marzo pasado. El documento fue firmado por el mandatario antes de emprender su viaje al Brasil, donde tiene previsto participar de la ceremonia inaugural del mundial de fútbol.

Los miembros de la comunidad Sawhoyamaxa del pueblo enxet fueron expulsados de sus tierras ancestrales hace más de 23 años y durante este periodo vivieron al costado de la ruta. Tras los infructuosos intentos por recuperar las tierras por la vía legal, en marzo de 2013 los nativos reingresaron a sus tierras ocupadas por el ganadero y terrateniente de origen alemán Heribert Rödel, prófugo de la justicia de su país por estafa al ser sindicado como responsable de un esquema de venta fraudulenta de tierras.

A raíz de la demora del presidente Cartes de promulgar la expropiación, los integrantes de la comunidad permanecieron durante varios días en el pasillo de la Catedral Metropolitana, donde esperaron la devolución de sus tierras como lo hicieron durante 23 años al costado de la ruta que une Pozo Colorado y Concepción.

En ese lugar soportaron años de penurias por no poder siquiera darle una digna sepultura a sus seres queridos y ser privados de vivir a la manera tradicional de los enxet.

En el año 2006 la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) condenó al Estado paraguayo a que en un plazo de 3 años devuelva sus tierras a la comunidad y disponga la creación de un fondo de desarrollo a modo de resarcimiento. Parte de este fondo, unos 3100 millones de guaraníes, fue robado durante el gobierno de Federico Franco cuando Rubén Quesnel se desempeñaba como titular del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi).

Comentarios

Publicá tu comentario