Productores frutihortícolas, de mandioca y caña dulce se movilizaron

Productores y productoras de mandioca, caña dulce y rubros frutihortícolas de la Federación Nacional Campesina (FNC) se movilizaron ayer en varios departamentos para denunciar “el abandono y la persecución permanente del Estado, a través de la política de eliminación de la pequeña producción que está implementando Horacio Cartes en nuestro país”. Durante las movilizaciones, distribuyeron volantes a la gente explicando “el ataque del Estado a la pequeña producción y como repercute en la economía del país, como perjudica a los consumidores y principalmente, a la mayoría trabajadora honesta de nuestro país”.

Sobre la situación denunciada, Marcial Gómez, secretario general adjunto de la FNC, asegura pone de ejemplo al ministro de Agricultura, Jorge Gattini: “En todas sus declaraciones públicas expresa abiertamente su respaldo al modelo agroexportador, al modelo de producción sojero en nuestro país. Y a las pequeñas y pequeños productores nos dice que ‘tenemos que cambiar nuestro chip’, lo cual significa abandonar los rubros de consumo nacionales que históricamente venimos produciendo los pequeños productores y que son estratégicos para nuestro país”.

Algodón

Respecto a la situación de la producción algodonera, Gómez advirtió que hoy la producción de algodón en nuestro país está abandonada por el Estado, “no hay semillas ni acompañamiento técnico para garantizar por lo menos la producción para el consumo de la industria que tenemos en nuestro país. La poca industria existente en el Paraguay está importando fibras de algodón de otros países”.

Necesitamos como mínimo 60.000 hectáreas de algodón en rama en nuestro país para cubrir la demanda interna que tenemos y los productos derivados del textil, asegura. Esto crearía en el sector industrial más de 20.000 fuentes de trabajo en forma directa, y más de 60.000 familias involucradas en forma directa en la producción de algodón en rama y todo el circulante que pueda generar en nuestro país.

Mandioca

La mandioca es otro rubro que saben producir las pequeñas y pequeños productores, resalta. “Es fácil de producir porque cada pequeño productor o pequeña productora producen de acuerdo a las condiciones que él o ella tienen”.

Dice que por eso ahora hay una buena cantidad de producción de mandioca, las pocas fábricas que hay están abarrotadas, los pequeños productores y pequeñas productoras venden demasiado barato su producción, “porque el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) ni el Estado intervienen en el sistema de comercialización de los rubros, y en este caso de la producción de mandioca”.

Los campesinos están vendiendo a 180, 200 guaraníes el kilo la mandioca en su finca, pero cuando llega al consumidor llega diez veces más caro: a 2.000 guaraníes o más.

“Por un lado se juega a los pequeños productores con una forma de comercialización en la que no interviene el Estado, y por otro lado se perjudica a los consumidores”, dice Gómez.

Cañicultores

Por otra parte, Marcial Gómez señaló también que alrededor del 50% de la producción de caña dulce quedó en la finca de las pequeñas y pequeños productores el año pasado y este año será peor, se va a agudizar esta situación. A esta altura del año, todavía la fábrica alcoholera del Estado en Troche, Guairá, no habilitó la industrialización de esa materia prima.

Años anteriores la fábrica trabajaba hasta industrializar todo el remanente de la producción. “Y desde el año pasado la fábrica alcoholera del Estado comenzó a abastecerse con la caña dulce producida por grandes latifundistas azucareros, dirigiendo la política de Estado hacia el beneficio de estos latifundios y perjudicando a la pequeña producción, que genera empleo a miles a familias en la región”.

Esto, sumado a la “quiebra” de una fábrica azucarera de la región, causó el empeoramiento de la situación de los cañicultores, dice. Indica que igualmente es un rubro de consumo nacional: materia prima para la elaboración de azúcar y de alcohol, entre otros usos. “Y el Estado con su política va encaminando al ahogamiento y eliminación de la pequeña producción de estos rubros estratégicos”.

Horticultores

La producción de tomate y otros productores hortícolas hace unos días generó un gran debate en nuestro país, por la falta de producción hortícola y los altos precios para los consumidores, recuerda. Y sin embargo, “en Paraguay tenemos las mejores condiciones para producir todo el año, solo falta inversión en infraestructura y acceso a créditos para garantizar acceso a semillas mejoradas: en resumen, una política de Estado que responda a la pequeña producción hortícola nuestro país”.

“Trampa”

“El incentivo a la siembra de soja y producción alternativa son una manera de embaucar y estafar a las pequeñas y pequeños productores para quitarles la tierra. La producción de monocultivo, y sobre todo de la soja, es absolutamente manejada en forma mecanizada y a gran escala. Definitivamente no es un rubro para la pequeña producción”, asegura Gómez.

Dice que incluso este año muchas pequeñas y pequeños productores fueron engañados por el MAG con la ilusión de les darían salida a la producción de soja, y hoy están desesperados, porque bajó el precio internacional, hubo problemas con el clima.

En Central, horticultores se concentraron en el Centro Artesano Iteño, para luego marchar por ruta 1 hasta la sede de la Dirección de Extensión Agraria (DEAG) del MAG. En Guairá, se movilizaron los cañicultores frente a la fábrica alcoholera de Troche. Los mandioqueros se movilizaron frente a las fábricas procesadoras de mandioca en Vaquería (Caaguazú), Guayaibi (San Pedro) y Curuguaty (Canindeyú).

Comentarios

Publicá tu comentario