Procesados por oponerse a fumigaciones son absueltos

El abogado de la Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) Dante Leguizamón explicó que dos personas fueron desvinculadas por haber fenecido los plazos legales y otras cinco por carecer la fiscalía de elementos para sostener su acusación.

El supuesto hecho punible investigado se remonta al 10 de setiembre de 2009, en la localidad de Yurumi, distrito de Chore, departamento de San Pedro.

Los pobladores del lugar, cansados de ser víctimas de las fumigaciones indiscriminadas de sus vecinos sojeros, se organizaron y se constituyeron en el terreno donde se disponían a pulverizar con agrotóxicos una parcela de soja.

Aproximadamente 30 personas detuvieron la fumigación, pero según los sojeros los campesinos dispararon armas de fuego contra ellos. Supuestamente producto de esto se rompió un vidrio del tractor y el conductor tenía una lesión en la espalda. Además se presentaron fotos de un agujero en el tractor que supuestamente había sido ocasionado por un disparo realizado desde la multitud.

Los pobladores afirman no haber disparado armas de fuego, sí honditas, lo que pudo haber ocasionado la rotura del vidrio y la lesión en el conductor (lesión mínima). También sostienen que se encontraban con los símbolos de la Federación Nacional Campesina (palo de aproximadamente 30 cm, el “símbolo de lucha” de la organización).

La Agente Fiscal Lilian Ruiz imputó a 7 campesinos por Homicidio Doloso en grado de Tentativa, entre ellos dos campesinos que no se encontraban en el lugar pero que son dirigentes de la FNC de la zona. Se trata de Ramón Giménez, Aníbal Almirón, Carlos López, Ladislao López, Silvio Benítez, Lino López y Claudio Giménez. El Juez penal de garantías al recibir la causa admitió la imputación pero por una supuesta lesión grave, no por tentativa de homicidio. De igual manera, Lilian Ruiz sin haber realizado todas las diligencias pertinentes en la causa, acusó a los 7 campesinos por tentativa de homicidio. Luego quiso desligarse del juicio ofreciendo una salida alternativa (los ya conocidos procesos abreviados y suspensiones condicionales con condenas leves o absoluciones a cambio de reconocer “la culpa”). En cambio, el juzgado decidió derivar el caso a juicio oral, donde los campesinos fueron absueltos por el tribunal de Santaní.

Comentarios

Publicá tu comentario