Prisión preventiva de huelguistas es una pena anticipada sin juicio previo, advierte el MNP

La mayoría lleva 21 meses en prisión. “El problema de fondo en el caso es el uso abusivo de la prisión preventiva”, expresó el Mecanismo Nacional de Prevención de Justicia. Recomendaron el traslado de los mismos a un hospital civil, pues están expuestos al “uso abusivo de la fuerza” en el hospital Militar, indicaron.

Felipe Benítez, Rubén Villalba, Arnaldo Quintana, Adalberto Castro y Néstor Castro se encuentran en huelga de hambre hace 53 días.

Felipe Benítez, Rubén Villalba, Arnaldo Quintana, Adalberto Castro y Néstor Castro se encuentran en huelga de hambre hace 53 días.

El Mecanismo Nacional de Prevención de Justicia (MNP) realizó un informe sobre el caso Curuguaty, tras su intervención el 7 de abril pasado por la denuncia de los presos en huelga de hambre según la cual fueron torturados sicológicamente en el Hospital Militar. Para el organismo, “el problema de fondo en el caso es el uso abusivo de la prisión preventiva”.

Sobre los cuatro acusados, resaltan que la prisión preventiva se ha prolongado por 21 meses, mientras el quinto la prisión preventiva supera los 18 meses. “En el caso se ha incumplido el deber de los jueces de la causa de revisar de oficio cada tres meses la pertinencia y razonabilidad de la prisión preventiva”, informaron.

Advirtieron que en el caso de los huelguistas, la prisión preventiva “ha superado el límite de su fin cautelar, que en este caso es una pena anticipada sin juicio previo, produciendo una aflicción arbitraria en los procesados prohibida en la ley y tratados internacionales, consentida por la inacción de los jueces responsables en el caso”.

Internación

Para el MNP no corresponde que personas civiles que se encuentran bajo tutela del Estado, sean atendidas en un hospital que no se encuentra bajo el ámbito del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y donde el personal de seguridad no se corresponde con las necesidades en esa materia, siendo muy fácil que se dé el uso desmedido de la fuerza. Los huelguistas le habían manifestado su deseo de ser trasladados a un centro médico asistencial distinto al Hospital Militar.

Intervención en caso de riesgo de muerte o pérdida de conciencia

El MNP considera que la decisión de adoptar medidas médicas que salven la vida del paciente debe realizarse cuando la persona pierda el conocimiento o por lo menos ya no pueda decidir conscientemente, con constante monitoreo médico de la situación del huelguista.

“En este caso deben intervenir los médicos con un monitoreo permanente para recomendar el momento oportuno de intervención que evite poner en riesgo la vida del paciente, y determinar el mejor procedimiento para restablecer la salud del afectado por la huelga”, aseguraron. De esa manera, queda a salvo el principio de libertad del detenido y el de su dignidad, pues finalmente logró su objetivo de expresarse y demostrar su convicción al punto de «morir por sus ideas», situación no lograda sólo por la intervención del Estado, indicaron.

Recomendaciones

El Mecanismo recomienda garantizar el ejercicio del derecho a la defensa y libre comunicación de los huelguistas, permitiendo el acceso a familiares y a abogados, para monitorear su ejercicio libre del derecho a la huelga, así como la autodeterminación de los huelguistas en cuanto a su seguimiento o no.

También sugieren el monitoreo constante de la situación de salud de los huelguistas y la información sobre ésta tanto a huelguistas como a sus familiares

Además resaltan la necesidad de que sean trasladados a un hospital civil.

Recuerdan la obligación que existe de la revisión prevista en la ley por parte de los jueces, de la pertinencia y razonabilidad de la medida de prisión preventiva.

En este caso, el MNP realizó varias intervenciones, a través de las más de 5 visitas hechas por los comisionados Roque Orrego, Carlos Portillo, Jorge Rolón Luna y Diana Vargas y el equipo técnico. En las diferentes visitas se conversó con las personas en huelga de hambre, con el director del Penal de Tacumbú, con médicos y enfermeros a cargo, y en la última visita que se realizó se conversó con las autoridades del Hospital Militar.

Comentarios

Publicá tu comentario