Presos reclaman recibir visitas íntimas y familiares

Amenazando con amotinarse los reclusos de la penitenciaría de Tacumbú reclamaron el 8/5 por la tarde recibir visitas íntimas y familiares en una situación que generó bastante tensión, al punto que motivó que se apersonara en el lugar la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, tras la difusión del caso en redes sociales.

Megáfono en mano, Pérez acordó volver a un régimen de visitas tan pronto como sea posible ya que la situación requiere una serie de acuerdos burocráticos entre los ministerios de Salud e Interior, además de su propia cartera y finalmente una inclusión en el decreto presidencial que establece los sectores que pueden circular para poder implementarse, situación que se abordará en los próximos días.

Dijo también que en el país no se sancionó una ley para liberar presos por temor al contagio, por lo que hasta el momento se trabaja con los jueces sobre el tema. Mencionó también que se elabora una lista de personas que son candidatas a un eventual “indulto presidencia masivo”.

En la semana sorprendió la liberación de 97 reclusos en la cárcel regional de Itapúa entre los que había condenados por violación. Según el director del Penal, Fariña, salieron por compurgar penas, por tener más de 60 años y uno de ellos porque llegó a cumplir 24 años de condena.

La posibilidad de que la situación se replique en otros penales está en la agenda de los reclusos según admitió la ministra Pérez.

En entrevistas radiales comentó que le requirieron la aceleración de sus procesos penales e insistieron en la necesidad de visitas íntimas y familiares. Expuso también que dialogó con representantes de los pabellones de la mayoría de las cárceles nacionales principalmente con las de Pedro Juan Caballero y Concepción. También con las femeninas, como la del Buen Pastor.

Por lo pronto anunció que se seguirá con los trabajos para implantar un protocolo sanitario para restablecer las visitas dentro de todos los penales del país. Indicó, que dicho protocolo implicaría que todos los visitantes deberán someterse al test de Covid-19 y solo ingresarán los que den resultado negativo.

Sin casos

Pérez resaltó que hasta la fecha no hay ningún caso confirmado dentro de las penitenciarías del país.

Por otra parte, mencionó a los procesados que están en las comisarías y que cuentan con orden preventiva. Sin embargo, no pueden ingresar a la cárcel y tampoco permanecer por mucho tiempo en dicha sede policial.

“El reclamo de las personas privadas de su libertad era: ustedes nos restringen las visitas, pero siguen metiendo personas de la calle. Entonces decidimos llevarlas a las comisarías, les dejamos ahí o en el Departamento Judicial de la Policía”, expresó la ministra que prometió a los reclusos que no ingresarán a mansalva y que pidió al Ministerio de Salud, que todos los que se encuentran en las comisarías, sean sometidos a la prueba del coronavirus y en caso de dar negativo, sean trasladados hasta las penitenciarías correspondientes para que esos lugares sean desocupados y sean enviados ahí los nuevos procesados.

Trabajo y Covid 19

Un total de 22 personas privadas de libertad (PPL) de cuatro penitenciarías del país elaboran por día los insumos para la empresa Go Trading, que adquiere los tapabocas para distribuirlos en el mercado laboral, informó el Ministerio de Justicia.

En Tacumbú la capacidad de producción llega a 2.000 mientras que en UPIE es 500, y en las dos sedes penitenciarias de la ciudad de Emboscada se alcanza una producción de 1.000 unidades, por lo que la elaboración diaria alcanza 3.500 tapabocas.

Alejandra Mendoza, directora de Reinserción y Bienestar Social dijo que “mediante esto las PPL invierten su tiempo en el trabajo y adquieren un ingreso propio con el cual también ayudan a sus familiares. Así como Go Trading apuesta a la reinserción, instamos a las demás firmas a sumarse porque en el sistema penitenciario hay mano de obra calificada que puede ser empleada”, afirmó.

Por su parte, reos del penal de Pedro Juan Caballero están fabricando, con material reciclado,  capsulas para transportar a pacientes con coronavirus hasta los centros de atención, se informó.

Un tambor de plástico con base de metal hacen de base para la incorporación de un colchón de espuma y una carpa transparente que luego de cada uso pueda ser debidamente desinfectada, se indicó Carlos López, médico del penal que está buscando la autorización del Ministerio de Salud para el dispositivo.

Comentarios

Publicá tu comentario