Presidente de Cataluña reta al Gobierno español: habrá consulta de autodeterminación con o sin autorización

“Hay que intentarlo de acuerdo con las leyes, y si no se puede, hacerlo igualmente», afirma Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña.

Fuente: http://ccaa.elpais.com

 

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido esta mañana la celebración de una consulta para la autodeterminación de Cataluña haya o no la autorización del Gobierno central. Presionado por la oposición catalana, que le exigía claridad en sus planteamientos, Mas ha asegurado que debe celebrarse la consulta. “Primero hay que intentarlo de acuerdo con las leyes, y si no se puede, hacerlo igualmente. La consulta debe producirse en cualquier caso. Si se puede hacer la vía del referéndum porque el Gobierno lo autoriza, mejor. Si no, debe hacerse igualmente”, ha recalcado. Esta noche, Convergència i Unió (CiU) y Esquerra han presentado una resolución conjunta en la que instan al Gobierno catalán a convocar un referéndum la próxima legislatura. El texto, avanzado el lunes por EL PAIS, es el mismo que confeccionaron los nacionalistas con la salvedad que se ha añadido la petición de los independentistas de que la consulta se realice en el próximo mandato.

Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña. Fuente:http://ccaa.elpais.com/

La hoja de ruta trazada por Mas es que, tras las elecciones del 25-N, debe haber una reunión de todos los partidos catalanes con el objetivo de acordar el proceso. “Se trata de que Cataluña pueda ejercer su derecho a la autodeterminación”, ha dicho. En la segunda jornada del debate de Política General del Parlamento catalán, Mas ha defendido su decisión de adelantar las elecciones al 25 de noviembre reiterando que hay que dar la voz a los ciudadanos para que decidan el futuro de Cataluña tras la manifestación independentista del 11 de septiembre.

A diferencia de la jornada de ayer, Mas sí ha utilizado la palabra “independencia” en su réplica al jefe de filas de los socialistas catalanes, Xavier Sabaté. Aunque Mas evita este término en la medida de la posible y prefiere hablar de “Estado propio”, ha admitido que ambos términos “van en la misma línea”. El presidente catalán ha seguido sin aclarar la hoja de ruta de CiU y cómo y cuándo debe convocarse la consulta para que los catalanes decidan sobre la soberanía de Cataluña.

Mas sí ha intentado tranquilizar a los sectores menos convencidos por la apuesta soberanista de su partido remarcando que su voluntad no es “la ruptura” sino conseguir un Estado propio para Cataluña para que después este escoja cómo quiere articularse y con qué interdependencias. Mas ha dejado claro que lo que pide es una suerte de evolución del autonomismo. “¿O es que la evolución natural de una nación no debe ser hacia el Estado?”, se ha preguntado. Acto seguido ha aclarado; “Después [se llegará al Estado] más rápido o más lentamente, y este Estado se puede vincular después a otros estados y compartir cosas; muchos países comparten hoy un montón de cosas. Hay que llegar a un Estado propio cediendo soberanía a Europa, sin rupturas”. Posteriormente ha admitido que la independencia plena no existe en el marco de Europa.

En respuesta a la líder del PP, Alicia Sánchez-Camacho, Mas también ha ahondado en la Cataluña que espera ver. “Mi deseo, que ya se que no se cumplirá, es que Europa se transforme en unos estados unidos de Europa y dentro de esta Europa me gustaría que Cataluña tuviera los mismos poderes que un estado”.

Al mismo tiempo ha pedido respeto por lo que elijan los catalanes en las elecciones del 25 de noviembre. Ha exigido a los partidos españoles que respeten los resultados si los catalanes optan mayoritariamente por partidos que defienden el derecho a la autodeterminación de Cataluña. “Les pido que se escuche al pueblo”. “Aquí nos la jugamos todos; si el veredicto de las urnas es claro, aceptémoslo”.

En su réplica a Joan Puigcerós, líder parlamentario de Esquerra Republicana (ERC), Mas se ha comprometido a ir sin prisa pero sin pausa en el proceso independentista. Pero ha avisado de los riesgos de convocar un referéndum con urgencia -«no busquemos fechas mágicas», ha dicho- y sin estar seguro de ganarlo. El presidente catalán ha citado el caso de Quebec, que en dos ocasiones ha celebrado una votación por separarse de Canadá y en ambas no ha aglutinado una mayoría suficiente. «Como consecuencia de estos dos fracasos lleva dos años que la causa soberanista está prácticamente aparcada, y la gente de Cataluña lo debe saber», ha señalado Mas, quien ha subrayado el «respeto» de Canadá con el proceso del Quebec y ha conminado a España a seguir con el ejemplo. Mas también ha aludido a las dificultades del proceso de secesión en la Unión Europea (UE). Tras recalcar que es un proceso «sin precedentes» en la UE ha mandado un mensaje a Madrid y a Bruselas: «Todo el mundo sabe que los marcos legales deben adaptarse a la evolución democrática de los pueblos», informa Maiol Roger.

Ante las acusaciones de la oposición de haber convocado elecciones con el único objetivo de capitalizar el fervor independentista y esconder la crisis económica, Mas ha asegurado que en este momento, “desde un punto de vista partidista estas elecciones no son convenientes”. Las ha convocado, asegura, para “dar voz al pueblo de Cataluña en un momento de encrucijada histórica”.

Comentarios

Publicá tu comentario