Presentan pedido para que justicia argentina investigue crímenes de la dictadura stronista

Juez argentino admite demanda invocando del principio de justicia universal.

Martín Almada, defensor de los derechos humanos.

El diario argentino Página/12 informó que un grupo de ciudadanos paraguayos, encabezados por el premio Nobel Alternativo Martín Almada, presentó una solicitud para que, a la luz del principio de “justicia universal”, la justicia argentina investigue unos 20.000 delitos cometidos durante todo del periodo de la dictadura de Alfredo Stroessner, entre los años 1954 y 1989.

La presentación, que fue admitida por el juez Norberto Oyarbide, promueve una “querella criminal por la comisión de los delitos de genocidio y/o lesa humanidad que tuvieron lugar en Paraguay en el período comprendido entre el 15 de agosto de 1954 y el 3 de febrero de 1989”, publicó el diario.

“El instrumento judicial, que calcula en 20.090 el número de ‘víctimas totales directas de violaciones de derechos humanos’, fue presentado por el abogado argentino Juan Maida y su colega español Aitor Martínez Giménez en nombre de 14 ciudadanos querellantes -entre ellos Almada y el veterano dirigente político Domingo Laíno-, y dos organismos defensores de derechos humanos”, agrega la publicación.

Almada destacó al medio que la admisión de la denuncia fue “un gran paso”  y que ahora resta llamar a declarar a los testigos, así como dictar las órdenes de captura internacional de los posibles responsables.

“El reclamo de justicia está dirigido no sólo a la dictadura de Stroessner, que aparte ya no puede ser demandado, sino a sus cómplices y encubridores y a todos los responsables del Plan Cóndor”, expresó Almada a dicho medio de prensa.

La publicación concluye refiriendo que las vejaciones y atropellos sufridos por los denunciantes están registrados en el informe final de la Comisión de Verdad y Justicia y que, a pesar de que toda la información fuera facilitada a la fiscalía, la justicia paraguaya jamás llevó a cabo una investigación de oficio.

Existen precedentes a nivel internacional en que jueces, invocando el principio de justicia universal, investiguen los crímenes de lesa humanidad perpetrados en otros países. Por ejemplo, el juez español Baltasar Garzón había emitido una orden de captura internacional contra el dictador chileno Augusto Pinochet, quien fue arrestado en Londres en 1998, por las violaciones de los derechos humanos cometidas durante el régimen de facto que accedió al poder a través del golpe contra Salvador Allende.

Asimismo, la justicia argentina se encuentra investigando actualmente los crímenes cometidos durante el franquismo en España. Argentina es el país que más ha avanzado en condenar los crímenes cometidos por la dictadura militar. De hecho, el general Jorge Rafael Videla, quien presidiera la Junta Militar entre 1976 y 1981, murió en mayo pasado estando en prisión y cumpliendo varias condenas a cadena perpetua por secuestros, asesinatos y apropiación de bebés durante el régimen militar.

Comentarios

Publicá tu comentario