Presentan libros sobre la Guerra Grande este 16/7 en el Archivo Nacional

Intercontinental Editora invitó a la presentación de libros en la Sala Americana del Archivo Nacional de Asunción que se realizará este lunes 16 de julio a las 19. Allí en el edificio de Mariscal Estigarribia esquina Iturbe se presentará «Una Nueva Historiografía Revisionista sobre la Guerra Guasú» con tres títulos, a saber:
MAESTRI, Mário. “EL MAR DEL PLATA. Dominación y Autonomía en el sur de América. Argentina, Brasil, Uruguay. 1810-1864. Antes de la Guerra de la Triple Alianza”. Presentación de Viviana Paglialunga
MAESTRI, Mário. “La GUERRA SIN FIN. La Triple Alianza contra el Paraguay. La guerra defensiva: 1866-70”, de Mário Maestri. Palabras de Marcelo Cuenca.
QUEIRÓZ, Silvânia de. “REVISANDO LA REVISIÓN: GENOCIDIO AMERICANO, LA GUERRA DEL PARAGUAY de J. J. Chiavenato”, lo presenta Eduardo Nakayama

El doctor en historia ítalobrasileño Mário Maestri presentará los dos últimos de su colección de cuatro libros sobre el gran conflicto sudamericano, todos ellos publicados en español por Intercontinental Editora de Asunción. Como profesor-orientador del Programa de Posgrado en Historia de la Universidad de Passo Fundo, de Rio Grande do Sul, el autor fundó el que constituye en la actualidad el principal núcleo en Brasil de estudios sobre la Guerra de la Triple Alianza.
Mário Maestri culmina de esta manera una exhaustiva investigación enfocada en el estudio de la estructura social de los países involucrados en el conflicto, habiendo publicado, en español, en 2016, el libro Paraguay: La República Campesina: 1810-1865.

En esa obra, distingue claramente a la clase campesina (chacareros) como el gran factor de riqueza y fuerza del Estado paraguayo independiente, base social de la revolución francista que transformó al país en la única expresión de Estado-nación sudamericano en el siglo 19. La cohesión de la clase chacarera constituye la principal clave analítica del autor como explicación a la sorprendente resistencia paraguaya de 1866-70.
En su segundo volumen, el académico se aplicó al análisis de la formación social de las demás naciones implicadas en el conflicto: El Mar del Plata. Dominación y autonomía en el Sur de América: Argentina: Brasil, Uruguay. 1810-1864. Antes de la guerra de la Triple Alianza, en el que destaca el carácter prenacional del
Imperio esclavista brasileño, especie de gigante con pies de barro. Aborda el fracaso de la revolución artiguista y la presión incesante de Buenos Aires y de Río de Janeiro sobre la independencia nacional uruguaya. Describe el feroz esfuerzo de Buenos Aires por mantener bajo su yugo comercial a las antiguas provincias del virreinato del Río de la Plata.
En La guerra sin fin: la Triple Alianza contra la República del Paraguay. La guerra ofensiva. 1865-66, entre otras candentes cuestiones, Maestri propone la vocación imperialista del Estado brasileño en el Plata; la falta de condiciones en Paraguay para sostener la compleja campaña en el exterior; el carácter arcaico y prenacional del Estado y de las fuerzas armadas imperiales, tesis asumidas por el autor para las razones del abandono sin lucha del sur de Mato Grosso y de la dificultad del Imperio para doblegar y someter al pequeño país mediterráneo. El libro concluye con la rendición en Uruguaiana y la vuelta de las tropas paraguayas al país, sin oposición de la marina imperial.
La guerra sin fin: la Triple Alianza contra la República del Paraguay: la guerra defensiva. 1866-70 constituye ciertamente el libro más prolífico en interpretaciones innovadoras. Este trabajo presenta, en forma inédita, la defensa del territorio nacional como guerra esencialmente diversa a la «campaña ofensiva». Si la campaña en el exterior tuvo como eje el ejército profesional paraguayo, la defensa del territorio se asentó sobre todo en las clases rurales mestizas, que lucharon inquebrantablemente en defensa de la independencia nacional, como garantía del estatuto social que habían conquistado durante el periodo francista, mientras las élites españolizadas pasaban a conspirar para la rendición del país. Lo que lleva al autor a reinterpretar el sentido de la represión iniciada en el campamento de San Fernando.
Resulta igualmente singular la discusión del notorio rechazo de la marina imperial a participar activamente en el conflicto, debido a sus fricciones con la Argentina de Mitre y con … ¡el ejército imperial de tierra! No menos sorprendente es la representación del conde d’Eu, no como el jefe cruel e implacable propuesto por muchos historiadores paraguayos, sino como un comandante incompetente, sumido en la depresión, con el inútil y permanente reclamo al suegro por el derecho de volver al Brasil. En las páginas finales del volumen, se destaca el ensayo de documentado esclarecimiento de los sucesos acaecidos en las márgenes del arroyo Aquidabán Niguí, en Cerro Corá.

Revisando a Chiavenato
En Brasil, por décadas, dominaron las lecturas de la Guerra Grande como epopeya gloriosa de las armas imperiales en la lucha contra un dictador sangriento. En 1979, aún bajo la dictadura militar, Genocidio Americano: la guerra de Paraguay, del periodista paulista J. J. Chiavenato, alcanzó un inmenso éxito de público, al defender la causa del Paraguay y denunciar los crímenes del Imperio.

En los años siguientes, el autor y su libro sufrieron una despiadada campaña de deslegitimación, incentivada por el Estado brasileño, fundada en parte en las propias limitaciones del trabajo de Chiavenato. La restauración del pleno dominio de las tesis nacional-patrióticas fue consolidada, en 2002, con el libro Maldita Guerra: nueva historia de la Guerra del Paraguay, del historiador Francisco Doratioto, funcionario y representante de los intereses de Itamaraty en el campo historiográfico.
En 2013, Silvânia de Queiróz presentó, en el PPGH de la UPF, bajo la dirección de Maestri, una disertación de maestría, ahora traducida al español bajo el sello Intercontinental.

En «Revisando la revisión: Genocidio americano, la guerra de Paraguay, de J. J. Chiavenato», Silvania rescata el libro  más allá de sus tropiezos historiográficos, como fenómeno cultural, político y social, con enorme repercusión positiva para la historiografía de entonces. La historiadora destaca los importantes avances sugeridos por el autor, al introducir en forma pionera en el Brasil, en forma tardía en relación al Plata, la propuesta de abandono de las narrativas centradas en la descripción apologética de las grandes batallas y hechos, en favor del análisis del cuadro general diplomático, político, social, etc. del conflicto. Restablece en su estudio, sin negar las insuficiencias del libro, su papel fundamental de revulsivo para la cultura, la opinión pública y la historiografía brasileñas.
Reconocidas voces del mundo académico y cultural en la región han caracterizado los trabajos y la visión analítica en común de Maestri, Queiróz y otros historiadores paraguayos, argentinos y brasileños como una Nueva Escuela historiográfica en gestación.

A partir de la definición del sesgo imperialista y hegemónico de los Estados imperial-esclavista y unitario-argentino en la guerra, esa nueva lectura «neorevisionista», de potente proyección, viene sosteniendo su reinterpretación en un portentoso trabajo de documentación y, sobre todo, en una visión epistemológica que busca interpretar aquellos hechos a partir, no de las clases dominantes, de ayer o de hoy, sino desde el punto de vista de los segmentos sociales populares, verdaderos artífices de la historia: campesinos, cautivos, obreros, gauchos, inmigrantes, etc.

Comentarios

Publicá tu comentario