Por sexta vez suspenden juicio a Rubén Quesnel

Defensa de expresidente del Instituto Paraguayo del Indígena (Indi) acusado por el robo de más de G. 3.000 millones volvió a recusar a fiscales.

El pasado miércoles fue suspendida por sexta vez el juicio oral a Rubén Darío Quesnel, expresidente del Indi, y Marlene Mendoza, exadministradora del Indi, acusados por lesión de confianza y apropiación. También deben ser juzgados Ever Otazo, exfuncionario del Indi, y Oscar Viera, presidente de la ONG Reforeast Par, en carácter de cómplices en la apropiación de 3.127 millones de guaraníes, extraídos de las cuentas de las Comunidades Indígenas Yakye Axa y Sawhoyamaxa en el Banco Nacional de Fomento (BNF) en 2013.

La defensa de Rubén Quesnel, representada por la Abog. Melissa Estigarribia, volvió a presentar recusación contra los nuevos fiscales del caso, Hernán Galeano e Igor Cáceres. Estigarribia había recusado anteriormente a todos los miembros de la Unidad de Delitos Económicos, incluido al fiscal general del Estado, Javier Díaz Verón, informó la organización Tierraviva, que presentó querella adhesiva en el caso.

El pleno del Tribunal de Sentencia, presidido por el Juez Víctor Hugo Alfieri, manifestó tener control estricto sobre los tiempos procesales, por lo que no se debe temer la prescripción de la acción. Además, a modo de advertencia aludió a las sanciones estipuladas para las actuaciones de mala fe y el uso abusivo del derecho de parte de la defensa de Quesnel.

El nuevo llamado a juicio queda sujeto a la respuesta de la fiscalía ante la nueva recusación presentada por la defensa. La querella adhesiva denuncia la actuación de la defensa como un recurso dilatorio en el entendimiento de que la conducta desplegada por los acusados no resiste la más mínima defensa lógica posible, por lo que su estrategia consiste en demorar los tiempos de la justicia a fin de lograr la impunidad.

Advierten que si el proceso no se agiliza la apropiación de 3.127 millones de guaraníes quedaría en la impunidad, acentuando la situación de vulnerabilidad de las comunidades Yakye Axa y Sawhoyamaxa, burlando disposiciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que ordena la atención de derechos de estas comunidades indígenas.

El día  de ayer momentos antes de iniciarse el juicio representantes de la Coordinadora de Líderes Indígenas del Bajo Chaco (CLIBCh), junto con miembros de las comunidades Yakye Axa y Sawhoyamaxa, se manifestaron en la explanada del Palacio de Justicia exigiendo que se haga justicia en el caso.

Quesnel ya se encuenta purgnando una pena de seis años y seis meses de cárcel por la venta de tierras de la comunidad ayoreo Cuyabia.

Comentarios

Publicá tu comentario