Por qué necesitamos una educación en sexualidad con perspectiva de género: El caso de las fotos íntimas

Análisis. 

Imagen ilustrativa: Baquia .com

Imagen ilustrativa: Baquia .com

En el año 2011 el Ministerio de Educación y Cultura suspendió el proceso que buscaba implementar la educación integral en sexualidad en el sistema educativo formal nacional. Una de las objeciones más fuertes de los grupos que se oponían a esta política era la supuesta “ideología de género”. En este análisis mi intención es, primero que nada, explicar qué es el género y en qué consiste la perspectiva de género (mal llamada ideología por dichos grupos) y por qué es importante que la incluyamos en la educación integral en sexualidad. Por último, ofrezco una reflexión de cuán importante es la educación con perspectiva de género para prevenir situaciones como la que ocurrió hace un par de semanas, en la que una jovencita se quitó la vida luego de que fotos íntimas suyas fueron hechas públicas.

La objeción de la ideología de género.

Una de las objeciones a la propuesta de educación integral en sexualidad del Marco Rector Pedagógico para la Educación Integral de la Sexualidad era la supuesta “ideología de género” [1] argumento que hasta fue repetido por la senadora Blanca Ovelar [2]. Es vergonzoso que Ovelar, repita como senadora algo que como educadora sabe que no es cierto. Ya en el año 2000 Blanca Ovelar participó del Foro Mundial sobre la Educación, donde representó a nuestro país como Vice-ministra de Educación [3]. En este Foro, Paraguay se comprometió a eliminar la discriminación y disparidades basadas en género [4], detalle que Ovelar quizás convenientemente olvida.

Queda demás aclarar que no hay ninguna mención de esta supuesta ideología de género en el Marco Rector, sí hay una mención de que la educación integral en sexualidad debe tener una perspectiva de género [5]. Es esta perspectiva de género la que molesta a los grupos que objetan a la educación integral en sexualidad [6].

Perspectiva de género.

Para poder mirar el mundo desde la perspectiva de género es importante que primero entendamos la diferencia entre sexo y género. Creo que una de las explicaciones más sencillas la ofrece el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer [7] y aquí está:

“El término ‘sexo’ se refiere (…) a las diferencias biológicas entre el hombre y la mujer. El término ‘género’ se refiere a las identidades, las funciones y los atributos construidos socialmente de la mujer y el hombre y al significado social y cultural que la sociedad atribuye a esas diferencias biológicas, lo que da lugar a relaciones jerárquicas entre hombres y mujeres y a la distribución de facultades y derechos en favor del hombre y en detrimento de la mujer”

Y aquí permitanme dar un ejemplo:

Situación 1:

Una joven tiene un novio, pero tiene también una relación con otro muchacho.

Situación 2:

Un joven tiene novia, pero tiene también una relación con otra muchacha.

Y en Paraguay sabemos cuál es la reacción (en general) con respecto a esta situación. La joven de la primera situación será calificada de bandida y juzgada negativamente, y no faltarán personas que hasta justificarían al novio si la mata a golpes, total “ella se lo buscó.” El joven de la segunda situación en cambio es calificado de “hombre,” tener más de una mujer no sólo no atrae juicios negativos para él, sino que lo hacen un héroe entre sus amigotes. Él es un winner.

Estas son construcciones de género. Cultural y socialmente aceptamos que unas reglas se aplican para las mujeres y otras para los varones, en muchos ámbitos no solamente en el ámbito sexual. Si un papá lleva a sus hijos al doctor, es un padre excepcional; una mujer hace lo mismo, está cumpliendo con su rol.

¿Cómo construimos el género? ¿Cómo construimos estos dobles estándares? Todos los días y con pequeñas prácticas. Como cuando al ver a un varoncito le decimos tiernamente: “¡Cuando seas grande vas a tener muchas novias!” o en la adolescencia cuando papá o mamá encuentra las pastillas anticonceptivas de la “niña” (tiene 16) y le castigan, pero al hombrecito (también de 16) le regalan una caja de condones.

Pero no hace falta que crean mis ejemplos, hay suficiente evidencia que en nuestro país estas ideas persisten. Por ejemplo, un informe sobre valores y actitudes de adolescentes en Atyra y Coronel Bogado realizado en el 2004 afirma:

La idea es que, si un varón tiene relaciones sexuales con varias mujeres, entonces está demostrada su masculinidad y su capacidad sexual. Es un “hombre deseable” [8]

Las construcciones de género también hacen que culpemos a las mujeres cuando son víctimas de violencia. Esto se puede verificar en la sección de comentarios de cualquier diario digital en Paraguay. Y como las construcciones son culturales, nuestros adolescentes tampoco están exentos:

“Algunos varones pensaban que porque la chica tiene amigos y viste sexy es culpable del abuso si es que lo sufre” [9]

Que la educación tenga perspectiva de género quiere decir que al educar, vamos a tener en cuenta estas construcciones sociales y culturales, y cómo afectan tanto a mujeres como a varones. Las consecuencias negativas de estas construcciones de género son visibles en el día a día: Como mujeres, si sufrimos violencia no nos creen o terminan culpándonos a nosotras. Si una mujer se embaraza, es su culpa porque no “se cuidó,” y el abandono de hijos e hijas es algo normal en Paraguay. La paternidad irresponsable es tan endémica que ya ni nos sorprende.

Una educación con perspectiva de género tiene en cuenta estas construcciones y busca educar para de-construirlas, para lograr una sociedad en que no se discrimine ni a mujeres ni a varones en base a estas percepciones e ideas.

Fotos íntimas y la educación integral en sexualidad.

Ayer salió a luz el caso de una joven de 15 años que se suicidó luego de que fotos íntimas suyas fueron distribuidas de celular en celular hasta que llegaron a su familia. Ella no aguantó el escarnio público, su madre incluso se descompensó al ver las fotos. Ella tenía sólo 15 años. [10]

Las construcciones de género tienen todo que ver con este caso. Pensemos por un momento si la foto de una chica y un chico teniendo intimidad* se hace pública ¿Cómo los juzgamos?

El chico probablemente sea considerado deseable, macho, winner. Quizás hasta sea felicitado por sus pares. Quizás, cada día al llegar al colegio llegue con aires de ganador, orgulloso de su hazaña. En su familia, no faltará el papá que le felicite “por probar su hombría.” En el peor de los casos lo regañan y le privan de algún beneficio por un tiempo.

La chica probablemente sea tachada de bandida, de puta, de fácil. Se murmura a sus espaldas. Si es Miss Expo hasta quizás intenten sacarle el título [11]. Además le culpamos por haberse dejado fotografiar. Pocos recordarán a la persona que está en la foto con ella, pero de ella nadie se olvida. En su familia puede que le comprendan, pero puede que no. Puede que sea culpada de traer vergüenza y deshonor al nombre familiar.

Lastimosamente, no es nuevo que jovencitas se quiten la vida luego de que sus fotos íntimas se hagan públicas. Sucedió en varios países y ahora sucede en Paraguay. Y tenemos una responsabilidad colectiva al respecto. Esta joven de 15 años se suicidó, porque no aguantó el escarnio, no aguantó la vergüenza. La forma en que juzgamos a las niñas, a las adolescentes y a las mujeres, las expectativas de pureza y virginidad que tenemos para ellas (y no para los varones) desencadena en sucesos como este. Y tenemos que hacernos responsables.

¿Qué tiene que ver la educación integral en sexualidad en esta ecuación? Si tan sólo hubiéramos cumplido con nuestros compromisos internacionales de proveer educación integral en sexualidad [12] quizás le pudiéramos haber dado herramientas a ella, para que supiera que existen riesgos al dejarse sacar fotos íntimas… Pero más que nada, con una educación integral en sexualidad con perspectiva de género hubiéramos podido educar a chicos y chicas, a esos chicos y chicas que compartieron sus fotos, que:

Está mal, que yo como novio difunda y comparta con mis amigotes las fotos que me saqué con mi novia en la intimidad si ella no está de acuerdo.

Está mal, que yo que recibo una foto íntima o un video la comparta con todo el mundo.

Mis acciones tienen consecuencias en las demás personas, y al difundir fotos íntimas ajenas puedo causar mucho daño emocional. Tanto daño emocional que puede llevar a una persona a sufrir depresión, e incluso llegar al punto de sacarse la vida.

Mirar las cosas con perspectiva de género nos hubiera hecho pensar, que quien debe ser juzgada no es la chica que está en la foto, sino las personas que violaron su confianza.

La educación integral en sexualidad va más allá de hablar de cómo prevenir el VIH o como evitar un embarazo. Es una educación que busca formar personas que sean respetuosas hacia los demás, personas que tienen las herramientas y la información necesarias para tomar las mejores decisiones posibles. Es una educación que en el futuro quizás logre que ya no sea normal que los hombres se manden mudar dejando a sus hijos a su suerte. Una educación que permita que las mujeres salgamos sin temor a las calles sin temor a que algún desubicado nos toque, nos agarre o nos grite obscenidades cuando estamos en camino al colegio o al trabajo. Es una educación para un Paraguay mejor.

* Teniendo relaciones sexuales penetrativas, la chica dando sexo oral al chico, etc.

——————————————————————————————————————————————

Referencias

[1] Aquí algunos ejemplos de estos argumentos: http://www.decisiones.org.py/images/17_art_imagen2_Los_cristianos_y_la_educacion_sexual.pdf; http://www.abc.com.py/nacionales/monsenor-critica-la-ensenanza-de-la-ideologia-de-genero-en-el-marco-rector-340717.html,

[2] Declaraciones de Blanca Ovelar: http://www.abc.com.py/edicion-impresa/sociales/el-marco-rector-no-correra-tiene-un-problema-de-ideologia-de-genero-642577.html

[3] Lista de participantes del Foro Mundial sobre la Educación: http://www.unesco.org/education/wef/en-conf/listpartwef.pdf

[4] Marco de Acción de Dakar: http://unesdoc.unesco.org/images/0012/001211/121117s.pdf

[5] Marco Rector Pedagógico para la Educación Integral de la Sexualidad

http://www.cdia.org.py/gfx/publicaciones/MARCO%20RECTOR%20PEDAG%C3%93GICO%20PARA%20LA%20EDUCACI%C3%93N%20INTEGRAL%20DE%20LA%20SEXUALIDAD.pdf ver por ej. páginas 19 y 20.

[6] “El Nuevo Marco Rector Pedagógico para la Educación Integral de la Sexualidad plasma la perspectiva de género como principio transversal a la política educativa paraguaya, es una expresión clara de las nuevas corrientes e ideologías relativistas cuya expresión se ven a nivel mundial. El MARCO RECTOR no hace sino reproducir abiertamente la denominada “ideología de género” de manera a imponerla en el sistema educativo paraguayo.”

http://blogs.hazteoir.org/paraguay/2010/10/25/el-marco-rector-de-la-ambiguedad/

[7] El Comité CEDAW (por sus siglas en inglés) es el órgano encargado de monitorear el cumplimiento de lo establecido en la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer ratificada por Paraguay por ley No. 1215/1986. Su protocolo facultativo fue ratificado por Ley No. 1683/2001, el cual permite que individuos comuniquen directamente al Comité violaciones del Estado Paraguayo a las obligaciones establecidas en la Convención.

[8] http://www.cird.org.py/salud/docs/Informe_Alianza_IEC.pdf

[9] http://www.globalinfancia.org.py/wp-content/uploads/2012/12/tratasistematizacion.pdf

[10] http://www.abc.com.py/edicion-impresa/judiciales-y-policiales/victima-de-bullying-una-adolescente-tomo-drastica-e-irreversible-decision-1220472.html ; http://www.hoy.com.py/nacionales/menor-de-15-se-suicido-por-publicacion-de-fotos-intimas

[11] Creo que no hace falta que les recuerde que hubo un caso parecido hace unos años.

[12] En el ámbito internacional Paraguay ha sido observado en numerosas ocasiones por no proporcionar educación en sexualidad, por ejemplo: El Comité sobre los Derechos del Niño en sus observaciones finales del año 2001 (UN Doc CRC/C/15/Add.166 párrafos 41-42); El Comité CEDAW en sus observaciones finales del año 2005 (UN Doc A/60/38(SUPP) 2005 párrafos 56-57) y 2011 (UN Doc CEDAW/C/PRY/CO/6 2011 párrafos 26-27); El Comité de Derechos Económicos Sociales y Culturales en sus observaciones finales del año 2008 (UN Doc E/C.12/PRY/CO/3 2008 párrafo 32) y el Comité de Derechos Humanos en sus observaciones finales del año 2013 (UN Doc CCPR/C/PRY/CO/3 párrafo 13). Asimismo, el Paraguay se comprometió internacionalmente a brindar educación integral en sexualidad en numerosas ocasiones como: El Programa de Acción de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo (1994); La Plataforma de Acción de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (1995); La Declaración Ministerial Prevenir con Educación (2008) y el reciente Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo (2013), por citar algunos.

 

 

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.