Por qué los agroexportadores se enriquecen y el país empobrece

El Paraguay es un país atrasado en su crecimiento económico y su desarrollo social por el uso abusivo de la tierra en la producción extensiva y mecanizada de materia prima, la que se exporta sin ningún valor agregado. Esto es lo que se llama Modelo Agroexportador, un modelo funcional dentro de la división mundial del trabajo capitalista actual que cumplen los Países Periféricos, quedando el papel de la alta industrialización y tecnologización a los Estados Centrales Capitalistas. Es necesario que la opinión pública sepa cuáles son las consecuencias de este modelo económico que rige sin contemplaciones en nuestro país.

Estas son:

  1. Paulatino desplazamiento forzado de la producción familiar de renta y subsistencia alimentaria campesina
  2. Según cálculos conservadores, el 70% de la tierra productiva se concentra en manos del 2% de la población dedicada al monocultivo mecanizado
  3. No deja valor agregado (trabajo, alimentos, dinero) al país al no transformar industrialmente la materia
  4. Aumenta el Producto Interno Bruto (PIB) del país, pero sin ninguna redistribución social, no genera bienestar social. Es incluso al contrario, (tal como se observa en la página) aumenta la pobreza, porque la exportación por valor de más de 3.048 millones de dólares no genera empleos ni ingresa recursos económicos al Estado porque la exportación está liberado de todo tributo.

Pero en este país, además de mostrar y explicar los problemas, hay que hablar de las soluciones posibles. En este sentido, sostengo que debe gravarse la exportación de materia prima sin transformación y estimularse la agroindustria, liberando del pago de tributos a los productos elaborados por haber dejado ya ingresos tributarios significativos y suficientes empleos para el bienestar social y la dignificación de la sociedad a través del trabajo.

Este nuevo modelo exportador de productos elaborados debe tener a disposición una política financiera, en especial una banca pública, a baja tasa, plazos medianos y largos, y refinanciaciones cuando sea necesario. Esto implicará tener una gran capacidad industrial instalada en el país para transformar nuestra materia prima agrícola y cárnica en alimentos de exportación y de abastecimiento del mercado interno, sustituyendo los productos que actualmente importamos. Recursos financieros para transformar el Modelo Agroexportador en Modelo Agroindustrial. Pero, ¿porqué no lo hacemos si esto es tan claro? Porque la democracia en la que votamos está administrada por una Oligarquía interesada en mantener sus privilegios sobre el interés general.

Comentarios

Publicá tu comentario