¿Por qué la Atención Primaria de Salud provoca tanto amor y tanto odio?

Opinión. Atención Primaria de Salud (APS) fue una sobredosis de cafeína para muchos, despertaron de un sueño profundo y acomodado. Y desean volver a dormirnos a todos…

Pero APS es insomnemente ruidosa, molesta, irritante, incomoda, cual mosquito nocturno acechando la conciencia de la antigua salud pública.

Revela falencias eternas, necesidades siempre postergadas. APS no solo nos acerca al enfermo más necesitado y más vulnerable, acerca al profesional de la salud a una realidad que muchos desconocían.

Hace al médico amigo del lustrabotas, al enfermero amigo del drogadicto, al auxiliar amigo del agricultor, a los agentes lideres útiles a su comunidad, une población y servicio, cohesiona, enaltece, eleva la autoestima de un pueblo estigmatizado, los hace protagonistas de su futuro, APS da nuevas fuerzas, da motivos a un sector profesional desentusiasmado de su juramento hipócrita, retornándolo a uno verdaderamente hipocrático.

APS revaloriza la fuerza juvenil, la renovación de los aún no contaminados. Da oportunidades no solo de trabajo, sino de cambio de paradigmas en cuanto a las motivaciones de ser profesional de la salud. APS abre los ojos a la realidad presente y oculta. APS nos llueve en las recorridas de calles y callejones, senderos y puentes, nos empapa del barro, pero nos limpia con la pureza de una esperanza que surge y resurge cada día, al sentir el cariño sincero de la gente. Al ver seres humanos recuperados. Niños hechos adolescentes. Almas en cuerpos mas sanos.

Las siglas APS les recuerda a muchos que «a»ntes «p»arecían «s»ombies, acudiendo a los servicios autómatas, sin mirar ni tocar a los pacientes, culpándolos de sus patologías, sin conocer a sus familias, sus entornos, sus penas. En APS, «a»hora «p»ensamos «s»olidariamente, entonces ya no es una carga caminar hasta la casa de alguien, cruzar ríos, barro y montes. Se vuelve un placer energizante, nos llena de la curiosidad y aventura que alguna vez tuvimos cuando recién egresamos de las universidades creyendo que salvaríamos al mundo solos.

 APS le da contenido a nuestros diplomas y títulos, a nuestros cursos y postgrados. Hace que la bata blanca refleje la claridad de nuestras conciencias. APS nos gradúa diariamente en una especialidad que muchos ni la dieron y muchos la olvidaron… Reconciliando dos amigas inseparables… La humanidad y la ciencia…»

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.