Policías cambiaron la cámara requisada a periodista: Tenía evidencias de la agresión

En la misma estaban fotografiados los policías que lo agredieron en la comisaría Tercera. Le quisieron dar otra cámara.

Paulo López durante su detención. Foto: Katia Gorostiaga.

El periodista del E’a, Paulo López, se acercó a la Unidad fiscal especializada de Seguridad y Convivencia de las personas, del barrio Sajonia, a solicitar sus elementos de trabajo requisados por los policías de la comisaría Tercera de Asunción. Anoche, tras detenerlo y golpearlo por preguntar por los manifestantes detenidos, le quitaron la cámara de fotos y la agenda.

En la fiscalía le entregaron otra cámara, aunque de la misma marca. El periodista se negó a aceptarla, y debido a ello se negaron a entregarle también la agenda. Los funcionarios alegaron que esa era la cámara que trajeron los policías de la Tercera como evidencia.

Los policías le habían negado ya ayer la devolución de sus elementos de trabajo, alegando que fueron derivados a la fiscalía como evidencia.

Paulo López dijo que hasta el momento de su detención estuvo sacando fotos a los oficiales que lo agredían y empujaban, frente al mismo comisario Galeano. Incluso fue arrastrado hasta el calabozo. El periodista se había acercado a la comisaria para realizar su labor periodística, preguntando sobre situación de los detenidos, si podía entrevistarlos, sacarles fotos, recordó. Para el periodista, es claro que lo detuvieron por realizar su función de comunicador.

Galeano ya había amenazado a Paulo López el jueves pasado, cuando realizaba la cobertura de otra manifestación contra la suba del pasaje. “Jajotopata fiscalíape”, le había dicho, y le tomó una foto. López se encontraba entonces tomando fotos a la actuación policial contra los manifestantes, cosa que molestó al comisario.

Comentarios

Publicá tu comentario