Poema de Moncho Azuaga sobre hechos en Tacuatí Poty

“Ahí no hacen falta armas, ahí hace falta humanidad”. Expresó el artista.

Moncho Azuaga – Fuente de imagen: cultura.gov.py

“El poema surge ante la noticia, el dolor la tragedia de esta gente. El profundo drama que se vive. Es lo que yo entiendo de lo que ellos están diciendo, lo que está clamando la población sometida, confundida, empobrecida, abandonada. Es el impacto que hace en mi ánimo una situación como las que se están viviendo en Tacuatí Poty”. Manifiesta Moncho Azuaga.

“El poema es sobre declaraciones de Irma Espínola de Tacuatí quien había denunciado atropellos de la fiscala Fanny Aguilera y de agentes policiales a su domicilio, y días después ya fue detenido su marido Damacio Miranda. El poema es anterior a la detención.” Expresó.

Consultado sobre su opinión respecto a la militarización en los departamentos de Concepción, San Pedro y Amambay dijo: “Ahí no hacen falta armas, ahí hacen falta pan, escuelas, hospitales, teatro, alegría, recreación. En realidad ahí falta humanidad, y con la cultura de la región. Hace falta todo menos armas”.

Finalmente agregó “Yo no tengo más que la poesía, para expresar mi angustia y mi esperanza.”

Traducción – como entiendo- de las declaraciones de Irma Espinoza, campesina paraguaya en Tacuati poty

Y aquí estamos
Perseguidos.
Maniatados, pobres,
Encerrados en la miseria
Sospechosos
Culpables,
Condenados sin juicio
Destruyen nuestros ranchos
Roban nuestras prendas
Herramientas de trabajo.
Queman nuestra siembra
Llenan de miedo el corazón
De nuestros niños

Sin defensa,
Sin tierra
Sin sembrados
apresados por sembrar mandioca
Por tener hijos
Por hablar con los pájaros
Por conocer los nombres antiguos
Los secretos vegetales
Por soñar

Nos apresan,
Allanan nuestras chozas
Porque dicen que tenemos armas escondidas
Por la risa
Y las fiestas comunitarias

Por leer
Por escribir
Por bordar una bandera
Por hablar en publico
Por hablar con los vecinos
Por gritar en las esquinas de la chacra

Por cantar
Nos torturan,
Nos interrogan
Nos humillan
Por convidarnos la mandioca
Por amarnos
Por vivir

Y ustedes leen las noticias
Consienten al gobierno
Seguro que tiene razón
Por algo será
Que son pobres
Y aseguran que mi marido,
Mi amoroso marido,
Es un desalmado asesino,

Que yo cantando
Canciones de cuna
Lavando ropas,
sembrando maíz,
cocinando sopa
cuidando a mis gallinas
y chanchos
Recogiendo porotos
Soy –dicen- campesina sin conchavo
La criminal
Y mi foto está en los diarios

Y no sé qué hacer
Lloro
Se me quiebra la voz
Mis hijos, mi madre
Mis hermanos
Perseguidos, encarcelados
Abandonados a nuestras suerte
Envenenados por la soja
Adonde iremos
Sin tierra
Sin palabras
Sin chacra que cultivar
Que comeremos
Como alimentaremos
a nuestros niños y ancianos

Solo nos queda morir
Pero soy paraguaya
Y criare a mis hijos
los alimentaré con mi sangre
Hasta que consigamos Justicia
Y mi marido pueda volver

Aquí en Tacuati Poty
Habrá justicia
O moriremos todo
En este paraje donde
Ustedes traen la desgracia

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.