Pobladores de Jejuí esperan recuperar sus tierras, a 37 años del atropello que sufrieron

Este lunes 6 de febrero hacen una conferencia de prensa frente al INDERT, desde las 9.30.

Pobladores de San Isidro de Jejui. Foto: Pa'i Oliva Blogspot.

La comunidad campesina de San Isidro del Jejuí, San Pedro, fue atropellada por represores militares y civiles del régimen estronista al mando de Pastor Coronel y el coronel José Félix Grau el 8 de febrero de 1975. El pecado de la misma fue ensayar una organización y producción agrícola autónomas y hacerlo como parte de las Ligas Agrarias Cristianas (LAC).

Luego de los apresamientos, torturas, represión y acusaciones de practicar el comunismo, los pobladores y pobladoras fueron desplazados para que aquellas tierras -compradas por las humildes familias-queden en manos del primo del dictador Alfredo Stroessner, Ramón Matiauda.

Como si no fuese bastante el atropello e injusticia, ya en “democracia”, el director del IBR (hoy INDERT), Hugo Halley Merlo, en 1994 cedió ilegalmente las tierras a la señora Flora Rivarola de Velilla. Esto disparó nuevas medidas a los sobrevivientes de San Isidro, como ocupaciones y acciones legales.

La próxima semana se cumplen 37 años del avasallamiento del año 1975, y los pobladores y pobladoras esperan que el INDERT cumpla de una buena vez lo que le ordenó la Corte Suprema de Justicia: que invalide el título falso. Y un paso más, que haga diligencias para reivindicar al grupo de Jejuí damnificado una y varias veces.

El pasado 28 de diciembre el presidente del Indert, Marciano Barreto, llamó de urgencia a representantes de la comunidad a firmar la transferencia de 182 hectáreas de tierras a su antiguos dueño, aunque deberían ser 230.

Aparentemente, incluso, este trámite se trabó de vuelta, por lo que la Asociación de pobladores de San Isidro del Jejuí realizarán este lunes 6 de febrero una conferencia de prensa frente al INDERT. Y este 8 de febrero, cuando se cumpla una fecha más del atraco stronista, estarán haciendo memoria en el escenario de tantos hechos afrentosos, pero esperarán que ese día se registre uno que sea reivindicador: que el presidente del INDERT les entregue la titulación de sus antiguas tierras.

Comentarios

Publicá tu comentario