Plenaria de Centrales Sindicales exige reajuste salarial del 30,7%

La Plenaria de Centrales Sindicales exige al gobierno un reajuste salarial del 30,7% para todos los trabajadores de la República, sean estos del sector privado o público. Según expuso en un pronunciamiento, “el aumento del costo de vida, que en este primer mes del año, según el Banco Central del Paraguay (BCP), ha registrado una variación récord del 2,6 %, no tiene precedentes en los últimos ocho años.Sostenemos que, en realidad, representa la inflación real que se produce en nuestro país mensualmente y que siempre es maquillada por el BCP”.

En el escrito recordó que “hace ya tiempo la Plenaria de Centrales Sindicales ha elevado, en su momento, al Ministerio del Trabajo (MTESS) un estudio técnico de la proyección del salario y costo de vida de los últimos 25 años, hasta enero de 2014, tomando como base los datos mentirosos del BCP. Este estudio refleja una pérdida del poder adquisitivo del 30,7 % en el transcurso de estos años, lo cual significa que el salario mínimo no debe ser inferior a Gs. 2.384.040 (dos millones trescientos ochenta y cuatro mil cuarenta guaraníes) por mes”.

Apunta por tanto que el 30,7 % del salario mínimo actual es de 559 985 guaraníes, que “debe ser aplicado para todos los salarios, al solo efecto de acompañar la inflación”.

Sostienen que “el Consejo Nacional de Salarios Mínimos debe desaparecer, en él no existe representante genuino de la clase trabajadora, pero si, de personas que usurpan estos espacios sin legitimación alguna, solo para responder a intereses propios o de los empleadores y el gobierno”.

A su vez señala que “con estos nuevos incrementos, con los que se anuncian: reajustes tarifarios en los servicios de agua, electricidad, telefonía y otros, el proceso de desvalorización de los salarios sufrirá un nuevo salto, es decir que las condiciones del bajísimo nivel de vida de los trabajadores se deteriorará cada vez más”.

Aquí ofrecemos el pronunciamiento completo:

»

PRONUNCIAMIENTO

Plenaria de Centrales Sindicales exige reajuste salarial del 30,7 %

La Plenaria de Centrales Sindicales exige al gobierno un reajuste salarial del 30,7% para todos los trabajadores de la República, sean estos del sector privado o público. Es conocida por todos, pero sentida en carne propia por las familias trabajadoras, esta nueva escalada de incremento de los precios de la canasta familiar.

El aumento del costo de vida, que en este primer mes del año, según el Banco Central del Paraguay (BCP), ha registrado una variación récord del 2,6 %, no tiene precedentes en los últimos ocho años. Sostenemos que, en realidad, representa la inflación real que se produce en nuestro país mensualmente y que siempre es maquillada por el BCP.

Sin embargo, hace ya tiempo la Plenaria de Centrales Sindicales ha elevado, en su momento, al Ministerio del Trabajo, Empleo y Seguridad Social, un estudio técnico de la proyección del salario y costo de vida de los últimos 25 años, hasta enero de 2014, tomando como base los datos mentirosos del BCP!

Este estudio refleja una pérdida del poder adquisitivo del 30,7 % en el transcurso de estos años, lo cual significa que el salario mínimo no debe ser inferior a Gs. 2 371 271 (dos millones trescientos setenta y un mil doscientos setenta y un guaraníes) por mes.

El 30,7 % del salario mínimo actual es de 547 216 guaraníes, que debe ser aplicado para todos los salarios, al solo efecto de acompañar la inflación.

Política salarial desfasada

La política salarial vigente está totalmente desfasada y técnicamente no refleja la realidad del salario. La periodicidad y las condiciones establecidas para la actualización del valor de los salarios no garantizan, en absoluto, la escala vital y móvil de los salarios, tal como establece el art. 250 del Código Laboral (CL). Por eso sostenemos que el Consejo Nacional de Salarios Mínimos debe desaparecer, en él no existe representante genuino de la clase trabajadora, pero si, de personas que usurpan estos espacios sin legitimación alguna, solo para responder a intereses propios o de los empleadores y el gobierno.

Con estos nuevos incrementos, con los que se anuncian: reajustes tarifarios en los servicios de agua, electricidad, telefonía y otros, el proceso de desvalorización de los salarios sufrirá un nuevo salto, es decir que las condiciones del bajísimo nivel de vida de los trabajadores se deteriorará cada vez más.

La lista de productos básicos de la canasta familiar, requiere de una urgente depuración, teniendo en cuenta que muchos de esos productos nada tienen que ver con los requeridos por una “familia tipo” del trabajador paraguayo.

Exigimos a Cartes, quien se erige como el “Sindicato de la Ciudadanía”, explique porqué no quiere discutir el planteamiento técnico presentado por la Plenaria de Centrales Sindicales y porqué se niega a discutir la implementación de una nueva política salarial.

Esta situación contribuye a la precariedad laboral que significa menor posibilidad del trabajador y su familia a “satisfacer las necesidades normales de la vida consistentes en: alimentación, habitación, vestuario, transporte, previsión, cultura y
recreaciones honestas considerándolo como jefe de familia”, (art. 249 CL) y otros rubros básicos del presupuesto familiar.

Deteriorar el poder de compra del salario, es una forma de reducir la demanda del mercado interno y de estimular una distribución regresiva del ingreso en la economía, lo cual contribuye a incrementar la brecha entre la riqueza y pobreza extrema.

¡POR EL REAJUSTE SALARIAL DEL 30,7 % YA!
¡LA IMPLEMENTACION DE UNA NUEVA POLITICA SALARIAL!
¡UN VERDADERO SALARIO MINIMO VITAL Y MOVIL!
¡BASTA DE VIOLACIONES A LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES!»

Comentarios

Publicá tu comentario