Plata Yvyguy Rekávo

La historia de un campesino paraguayo que asegura encontró oro en el patio de su casa.

Ricardo Rojas asegura que en su patio hay plata yvyguy, pero que aún no puede desenterrarlo porque el jara pochy se lo impide. Foto: Radiotv Latinoamericana.

Los buscadores de tesoros de la Guerra de la Triple Alianza cuentan historias increíbles. Muchos gastan hasta lo que no tienen en busca de plata yvyguy, pero al final quedan en ruinas. Otros dicen haber hallado el tesoro y se volvieron rico pyahu de la noche a la mañana.

Ricardo Rojas es un campesino de 52 años. Es padre de 6 hijos, trabaja en su chacra de 15 hectáreas en la comunidad R.I.3 Corrales, calle 22 Pfannl, de Caaguazú.

Asegura haber encontrado señales de que hay oro de 117 kilos en el patio de su casa. Fue hace 15 días cuando encontramos un kambuchi (cantaro) al borde de la naciente que da al fondo de la propiedad, que sería de la época de la guerra de la Triple Alianza (kambuchi loperé). A partir de allí empieza la aventura de la “plata yvyguy rekávo”. Sin embargo, asegura, hasta ahora no puedo sacar del fondo de la tierra el oro porque ijara pochy (tiene su protector) y cambia de lugar.

En el patio trasero de su casa hay ruidos misteriosos que serían de la etapa de la guerra. “Se encontró el kambuchi López tiempo pe guare, pero al intentar volver al sitio para verificar bien el hallazgo desapareció”. Desde ese momento vinculamos que sería un material de la época de la Guerra de la Triple Alianza, dice con tanta convicción Don Rojas que es difícil no creerle, porque lo cuenta con tanta pasión y seriedad. Pero tal vez sea este sueño fantástico la mayor riqueza que haya en realidad encontrado.

Don Rojas cuenta las peripecias que tuvo que pasar. “Arrancamos la excavación para la búsqueda del “kambuchi lleno de oro rekavo. Contacté con un geólogo que tiene máquinas para buscar el oro y nos confirmó la sospecha, luego de hacer sus estudios en el fondo de nuestra casa, hasta nos dijo el tamaño de la plata yvyguy, 117 kilos de oro orignalete. Rovy’aiterei, entre dos buscamos todos los días, cavamos la tierra intensamente con palas hasta una profundidad de 2 metros ochenta centímetros y la boca del pozo tiene dos metros cuadrados”, narra en guaraniete su experiencia.

Sin embargo, luego narra que cuando se estaban acercando a donde estaba el oro, este desapareció por una posible interferencia en la búsqueda. Culpan a un borracho que habría mirado en el pozo y esto no gustó a los protectores del oro.

En este momento quedó suspendida la búsqueda. “Vamos a volver en breve a seguir buscando el oro. No nos damos por vencido hasta encontrarlo”, dice. Por ahora don Rojas ya convirtió en un gran pozo su patio en la búsqueda de su sueño de encontrar plata yvyguy. Dice que la suerte no lo acompaña porque el oro tiene su cuidador, su “jara pochy”, que es el jasy jateré. Pero seguirá cavando la tierra hasta encontrar…

Fuente: Radiotv Latinoamericana

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.