Pingüinos, la lucha contra Pinochet continúa

Policías disfrazados de estudiantes, educación privatizada y represión. ¿Qué está pasando en Chile?

Un estudiante atacado por carabineros frente al Palacio de la Moneda en Chile. Foto: Cubadebate.

Los Carabineros, Pacos en la jerga popular, burdamente disfrazados de estudiantes radicalizados ayudaron a comenzar la represión…

Recordá que Tatiana Acuña Selles, la secretaria ejecutiva del Fondo del Libro, dependiente del ministerio de Cultura de Chile, twiteó esto:

“Se mata a la perra y se acaba la leva”.

Era en referencia a Camila Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes de Chile, la cara visible de las protestas de los pingüinos chilenos que reclaman una educación universitaria pública y gratuita.

La derecha chilena, liderada por el presidente Sebastián Piñera, responde con las armas de siempre.

La mentira, el palo, las amenazas.

Chile tiene una de las educaciones universitarias más caras del planeta y para combatir esta injusticia es que vienen protestando los jóvenes desde el anterior gobierno de Michelle Bachelet que poco y nada hizo sobre el particular.

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) el país trasandino tiene los sextos aranceles más caros del mundo (hasta 350 dólares mensuales).

“En el país, el 15 por ciento de los recursos para educación los pone el Estado y cerca de un 85 por ciento las familias. Este monto equivale al 0,3 por ciento del PBI, uno de los más bajos del mundo”, agrega. “Las carreras son muy largas, la deserción es alta, el costo es elevado y hay poco apoyo financiero para los alumnos más necesitados”, sintetizó Caroline Mc Ready de la OCDE al evaluar el sistema.

Se llega al extremo que humildes trabajadores se endeudan por décadas en el sistema bancario para obtener un crédito para que sus hijos terminen la universidad.

Hace dos meses que los pingüinos se movilizan para cambiar esto.

El gobierno dice que inyectará 4 mil millones de dolares para mejorar las becas y planteará a los bancos que prestan dinero que reduzcan las tasas para los créditos estudiantiles.

Camila Vallejo.

Los estudiantes quieren más.

“Rechazamos profundamente las dos propuestas del ministerio. No estamos pidiendo unos pesos más ni unos pesos menos, sino una reforma mucho más sistémica y profunda”, repite Camila Vallejo, sus bellos ojos encendidos de justicia.

Un nuevo paro nacional por la educación se realizará el próximo martes, según una convocatoria del Colegio de Profesores de Chile difundida el sábado pasado por su presidente, Jaime Gajardo.

Los jóvenes dieron plazo al gobierno hasta el 10 de agosto para que presente una nueva propuesta.

Ayer marcharon pacíficamente unos 30 mil estudiantes. “Soy padre y quiero una educación gratis para mis hijos” o “no más al lucro”, eran algunas de las pancartas.

La lucha contra las miserias que dejó sembradas Pinochet en Chile continúa.


Comentarios

Publicá tu comentario