Piden que se investigue al Puerto Fénix por narcotráfico

Los tripulantes del barco Papu Sur aseguran que desconocían que llevaban el cargamento de marihuana. Foto: sanpedroinforma.com.ar.

Los tripulantes del barco Papu Sur aseguran que desconocían que llevaban el cargamento de marihuana. Foto: sanpedroinforma.com.ar.

Rocío Cañete, hermana de uno de los marinos presos en Argentina, pide que las autoridades investiguen a los responsables del privado Puerto Fénix, ubicado en Mariano Roque Alonso, salpicado por varios casos de tráfico de drogas. El puerto es propiedad de Julio Martínez Trueba.

Los trabajadores fueron detenidos el 7 de octubre de 2014 en aguas del río Paraná, a la altura de la localidad bonaerense de San Pedro, tras hallarse en el barco Papu Sur un cargamento de 1.700 kilos de marihuana y se encuentran presos en la cárcel de Villa Devoto. Entre los tripulantes se encontraban jóvenes estudiantes que están cursando la carrera naval.

Uno de los detenidos señaló que desconocían el contenido de la embarcación, que supuestamente transportaba contenedores vacíos. El joven señaló que transportaban 344 contenedores declarados como vacíos y que no contaban con precinta. Sin embargo, tras los controles de las autoridades argentinas se encontraron con la sorpresa de que transportaban droga sin saberlo, apuntó.

Los detenidos por el caso son el capitán Nicolás Romero, el jefe de máquinas Guido Llanes, el engrasador David Giménez, el práctico Hugo Cañete, el cocinero Óscar Villanueva,  y los marineros Cirilo Argüello, Juan Florentín, Roberto González y Eduardo Cardozo.

El empresario Julio Martínez Trueba, propietario del Puerto Fénix y del barco que cayó con la carga de droga. Foto: elpais.com.uy.

El empresario Julio Martínez Trueba, propietario del Puerto Fénix y del barco que cayó con la carga de droga. Foto: elpais.com.uy.

La hermana del práctico preso solicitó que se investigue a Puerto Fénix, pues ratifica la versión de que por las dimensiones de lo incautado es imposible realizar cargas o descargas por el camino, señalando que el mismo puerto es responsable del cargamento. El barco Papu Sur pertenece a la empresa Mercosur Shuttle Group (MSG), de Julio Martínez Trueba, quien también es propietario de la misma terminal de donde salió la carga, el Puerto Fénix. De acuerdo al relato de los afectados, la firma ha abandonado completamente y sin salario alguno a sus empleados.

Inacción de Consulado y Cancillería

Cañete también cuenta que se han reunido con las autoridades consulares y de la Cancillería para solicitar la intervención en el caso, pero que estas se han limitado a asegurar que se está controlando que exista un debido proceso. Sin embargo, denuncia que no han movido un solo trámite y que hasta ahora no se han realizado las pericias de los teléfonos, una diligencia fundamental para esclarecer la vinculación o no de los trabajadores con la carga.

Los familiares de los presos reclaman la revisión de la prisión preventiva para someterse al juicio fuera del penal, fijando domicilio en la República Argentina y con las restricciones que se dicten en el caso, como la prohibición de abandonar el país, entre otras. En este sentido lamenta que no se note la voluntad de hacer justicia de parte de las propias autoridades argentinas, pues el barco ya fue liberado y está siendo operado nuevamente, además de que aún no fue fijada la fecha de audiencia.

Dice que la situación que están pasando los compatriotas en la cárcel de un país extranjero es sumamente crítica y costosa, ya que dependen de los familiares para contar con los insumos básicos de higiene y vestimenta y que a la llegada a la penitenciaría fueron despojados de todo. Incluso denuncia que los tripulantes fueron torturados para confesar de acuerdo a la voluntad de los intervinientes.

“Pedimos la revisión de las medidas. Sabemos que son inocentes y se encuentran presos mientras los peces gordos están libres. Hay unos 3.000 paraguayos presos en Buenos Aires, lo que debe ser un llamado de atención para las autoridades”, enfatizó Cañete.

Con el fin de obtener la versión de la empresa, nos dirigimos a la oficina ubicada en Mariano Roque Alonso, pero allí nos señalaron que no se encontraba en el lugar ningún vocero autorizado y que era necesario presentar una nota para solicitar la información.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.