Piden la destitución del titular del Indert por desmantelar la Coordinadora de la Reforma Agraria

Nunca hubo un Presidente del INDERT que hiciera tanto daño a la reforma agraria como Juan Carlos Ramírez Montalbetti, aseguran organizaciones de la Sociedad Civil. Denuncian que el Indert se convirtió en un botín de corrupción y latrocinio, así como en agencia de empleos de operadores políticos. Fueron contratados 513 funcionarios violando lo permitido por ley del Indert, aseguran. Esto constituiría un hecho punible  de lesión de confianza.

Juan Carlos Ramírez Montalbetti, titular interino del Indert, a la derecha. Foto: Indert.

Organizaciones de la sociedad civil exigen la destitución del presidente del Indert interino Juan Carlos Ramírez Montalbetti. Las agrupaciones que son integrantes de la Mesa de desarrollo sostenible, que trabajan con las comunidades campesinas e indígenas para el desarrollo rural sostenible, rechazan la Resolución del mencionado titular que desarticula y desmonta la Coordinadora Ejecutiva Para la Reforma Agraria (CEPRA). Según los mismos, “esto mutila la reforma agraria integral, convirtiéndola de nuevo en una simple repartición de tierra, al suprimir los otros aspectos de la reforma agraria como la provisión a los asentamientos creados de agua potable, energía eléctrica, escuelas y colegios, viviendas, asistencia y capacitación técnica productiva, producción de alimentos, sistemas de salud pública, apoyo a la comercialización entre otros, que estaban cubiertos por la CEPRA”.

“Esta medida implica que los asentamientos creados en el marco de la reforma agraria, no tendrán ni siquiera donde recurrir para la provisión de dichos servicios básicos, infraestructuras sociales, asistencia técnica y comercialización y por lo tanto, el estado no tendrá previsto la instalación de los mismos”, aseguran.

Las organizaciones aseguran que Juan Carlos Ramírez se convirtió en un colaborador de los gremios de hacendados y sojeros, y Federico Franco cumple con el compromiso asumido con la Asociación Rural del Paraguay (ARP) y la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP) de mutilar la reforma agraria, desmantelando la CEPRA.

Se empezó a eliminar con Ortigoza

“La primera estocada a la CEPRA la dio Luis Ortigoza, anterior Presidente del INDERT al despojar al INDERT de la dirección de la CEPRA,  llevando la misma al Ministerio de Agricultura, entidad que no tiene en su función institucional, ni en su estructura orgánica, ni siquiera un departamento o dirección que se encargue de la reforma agraria, pues el MAG es un ministerio cuya función es la de capacitación y asistencia técnica, investigación y apoyo productivo”, expresaron también. Esto tenía el propósito de que aquella vaya muriendo de a poco, indican.

“Eliminando la CEPRA, la reforma agraria volvería a fracasar al ser una simple repartición de tierra, lo que será utilizado por aquellos gremios empresariales y sus secuaces políticos, para decir que ya no hay que hacer reforma agraria y hay que eliminar la agricultura campesina. Así, conseguirán su anhelo de que toda la tierra sea acaparada aún más por los hacendados y sojeros. Lamentamos y repudiamos la desaparición de CEPRA, que era una alternativa de llevar adelante la tan anhelada y necesaria Reforma Agraria INTEGRAL en nuestro país, así mismo del nombramiento de una cantidad innecesaria de funcionarios en tan poco tiempo en dicha institución; de tales hechos, le hacemos responsable al gobierno de turno”.

Botín de corrupción

“Nunca hubo un Presidente del INDERT que hiciera tanto daño a la reforma agraria en tan poco tiempo como el actual; y pensar que su cargo es sólo interino y tiene sólo 3 meses de funciones. Lo preocupante se vuelve desesperación cuando se tiene en cuenta que aún le faltan 2 meses y medio para irse, por lo que hay que evitar que siga haciendo desastres”, aseguraron.

Aseguran que el gobierno de Franco, suma a la desaparición de la CEPRA, la deshonrosa obra de haber degradado de vuelta  al INDERT, como en los demás viejos tiempos, “a un botín de corrupción y latrocinio, colocando  a viejos funcionarios ligados a la historia negra institucional en cargos de dirección y de jefatura”. Según los mismos, hicieron del INDERT  una agencia de empleos de sus operadores políticos correligionarios, mediante la contratación de 513 funcionarios, “en escandalosa e impune violación de  la ley orgánica del INDERT que permite la contratación de personal sólo hasta el 10 % de la cantidad de funcionarios permanentes”. “El plantel de funcionarios permanentes es  522, por lo que debería haber solamente 52 funcionarios contratados”.

Expresaron que esto  configuraría un hecho punible  de lesión de confianza teniendo en cuenta, que el Presidente del INDERT, habría causado un perjuicio patrimonial cuya responsabilidad de proteger se le había confiado.

En base a dichas denuncias, exigen:

  •  La destitución inmediata del Presidente interino del INDERT, Juan Ramírez “por ser un peligro para la reforma agraria. Su salida del INDERT evitará que siga cometiendo actos peores y deje en ruinas al INDERT”.
  • Al Congreso, que pida informes al INDERT sobre la nómina y cantidad de personal permanente y contratado, y una vez corroborada la existencia de los hechos irregulares, pida la destitución inmediata de Ramírez por mal desempeño de sus funciones.
  • A la Contraloría General de la República, que solicite al Pte. Del INDERT el plantel del funcionariado, nombres y número del personal permanente y contratado, y si comprobare la existencia del hecho ilícito, remitir la denuncia al ministerio público para su procesamiento judicial.
  • Instan a las organizaciones campesinas e indígenas, Ongs, sectores de la iglesia y organizaciones políticas a repudiar la medida adoptada por Ramírez sumándose a la exigencia de destitución del Presidente del INDERT.
  • Finalmente, exigen al gobierno de  Federico Franco, la restitución de la dirección de la CEPRA al INDERT, la revocación de las resoluciones dictadas por Ramírez que desarticulan la CEPRA, la restitución de la estructura orgánica y la de los funcionarios a sus cargos y funciones  responsables de dicho programa.

Las organizaciones de la Sociedad Civil de la Mesa de Desarrollo Sostenible que realizan la denuncia y dieron a conocer el comunicado a la opinión pública son: Servicio Ecuménico de Promoción Alternativa (SEPA); Coordinación Nacional de la Pastoral Indígena (CONAPI); Servicio Jurídico Integral Para el Desarrollo Agrario (SEIJA); Centro de Capacitación de Desarrollo Agrícola (CCDA); Centro de Educación, Comunicación y Tecnología Alternativa (CECTEC); Radio Viva 90.1 FM; Pastoral Social de Coronel Oviedo; Pastoral Social de Encarnación; Pastoral Social de Misiones; Pastoral Indígena de Canindeyú; Pastoral Indígena de Tavaí-Caazapá; Pastoral Social de San Pedro del Paraná.

El Coordinador de la Mesa es el Dr. Alberto Alderete.

Comentarios

Publicá tu comentario