Piden cambiar nombre del Instituto Superior de Educación

Martín Almada sostiene que no puede seguir llevando el nombre de “Doctor Raúl Peña”, un pyrague que fue el eterno ministro de Educación de Stroessner.

Entrada del Instituto Superior de Educación.

Martín Almada, defensor de los derechos humanos y premio Nobel alternativo 2002, remitió una nota al ministro de Educación, Víctor Ríos, solicitando el cambio de nombre del Instituto Superior de Educación (ISE), que actualmente se llama “Doctor Raúl Peña”, “un pyrague al servicio de la dictadura”, al decir de Almada.

El ISE es el Instituto a cuyo cargo está la elaboración y ejecución del Plan de Formación de Docentes del país y se sigue llamando “Doctor Raúl Peña”, un personaje que fue parte de la médula espinal de la dictadura de la trilogía Stroessner-Partido Colorado-Fuerzas Armadas.

Según Almada, “representa un grave atentado contra la cultura nacional” el hecho de seguir rindiendo homenaje al que nos dejó como herencia, entre otras cosas, la mediocridad y la corrupción  generalizada; al que impuso la obligación de la afiliación al Partido Colorado y el juramento de “lealtad hasta las últimas consecuencias” al dictador Alfredo Stroessner para ejercer la profesión docente.

“El represor Raúl Peña no goza de honorabilidad para que su nombre ostente la primera institución de formación de los maestros democráticos”, asegura Almada en su nota y explica que bajo su conducción, la educación paraguaya sufrió heridas mortales: “miles de libros y revistas y diarios fueron convertidos en cenizas por considerarlos instigadores de la subversión; muchos maestros y maestras, padres de familias y estudiantes fueron brutalmente reprimidos y varias instituciones educativas fueron cerradas”.

Dr. Martín Almada. Fotografía: The Right Livelihood Award.

En los albores de la Operación Cóndor

Si bien el Operativo Cóndor se estableció oficialmente en el Cono Sur Sudamericano en 1975, ya se tiene información que 10 años antes existía intercambio de información entre las dictaduras de Brasil y Paraguay.

El Nobel alternativo 2002, que también es presidente de la filial Paraguay de la Asociación Americana de Juristas, solicitó en su carta al ministro Ríos que oficie a la Dirección del Archivo del Terror para que remita una copia autenticada del documento 00009 1513 del 26.06.56.

“Este documento prueba que el entonces Jefe del Servicio de Inteligencia del Brasil, Joao Baptista Figueiredo (que después fue presidente brasileño), proporcionaba informaciones secretas sobre compatriotas residentes en Brasil al embajador paraguayo acreditado ante el gobierno de brasileño, Raúl Peña”.

La Operación Cóndor o Plan Cóndor es el nombre con el que es conocido el plan de coordinación de operaciones entre los regímenes dictatoriales del Cono Sur de América –Chile, Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Bolivia–, y esporádicamente, Perú, Colombia, Venezuela, Ecuador.

La coordinación se tradujo en «el seguimiento, vigilancia, detención, interrogatorios con apremios psicofísicos, traslados entre países y desaparición o muerte de personas consideradas por dichos regímenes como subversivas del orden instaurado o contrarias al pensamiento político o ideológico opuesto, o no compatible con las dictaduras militares de la región«.

El Plan Cóndor se constituyó en una organización clandestina internacional para la práctica del terrorismo de Estado que instrumentó el asesinato y la desaparición de decenas de miles de opositores a las mencionadas dictaduras, la mayoría de ellos pertenecientes a movimientos de la izquierda política.

El Plan Cóndor fue establecido el 25 de noviembre de 1975 en una reunión realizada en Santiago de Chile entre Manuel Contreras, el jefe de la DINA (policía secreta chilena), y los líderes de los servicios de inteligencia militar de Argentina (gobernada por Isabel Martínez de Perón), Bolivia (Hugo Banzer Suárez), Brasil (Ernesto Geisel) Paraguay (Alfredo Stroessner) y Uruguay (Juan María Bordaberry).

Antonio Maidana, Agapito Valiente o Mario Schaerer

“Por eso vengo nuevamente a denunciar este hecho y solicitar el cambio inmediato de ese nombre reemplazando  con el de Antonio Maidana, presidente fundador del Primer Sindicato de Maestros del Paraguay o por el de Agapito Valiente, maestro/guerrillero heroico que murió en manos del analfabeto general  Patricio Colmán, egresado de la Escuela de las Américas. También proponemos el nombre de Mario Raúl Schaerer Prono, joven docente de 23 años, brutalmente torturado y asesinado por la dictadura de Alfredo Stroessner el 6 de abril de 1976”, expresa Almada en la misiva.

“Pido al señor ministro con motivo del Día del Maestro, que se celebra el 30 de abril, que aquellos represores y sus aliados (supervisores, directores/as, seccionaleros) que bañaron de sangre  nuestros blancos pizarrones sean sometidos a los rigores de la justicia por crímenes de lesa humanidad, tal como la recomienda la Comisión de Verdad y Justicia”, agrega.

“Queremos festejar dignamente el Día del Maestro Paraguayo sin homenajear más  a ‘hombres escombros’ sino homenajeando a los auténticos maestros que navegando contra la corriente obscurantista del ‘Paz y Progreso’  se jugaron por la justicia”, sostiene finalmente Almada.

Esta carta ya había sido entregada en dos oportunidades anteriores al exministro de Educación Luis A. Riart. Es cuestión de ver qué destino le da el actual ministro, el liberal Víctor Ríos a esta justa petición elevada por Martín Almada.

Comentarios

Publicá tu comentario

Este mensaje de error solo es visible para los administradores de WordPress

Error: Las solicitudes de API se están retrasando para esta cuenta. No se recuperarán nuevas entradas.

Inicia sesión como administrador y mira la página de configuración de Instagram Feed para obtener más detalles.